Casi 3.000 corredores toman Zaragoza en una 10K con nuevo recorrido pero la misma emoción

10k Zaragoza
photo_camera La carrera ha arrancado a las 9.30 de paseo Echegaray

Algunos decidían ir corriendo hasta la línea de meta por si fueran pocos los 10 kilómetros a los que iban a enfrentarse en cuanto el reloj marcara las 9.30 en este domingo y el speaker diese por iniciada una nueva edición de la 10K CaixaBank Zaragoza El Corte Inglés. Lo hacían por calentar y "atemperar el cuerpo". Al menos, eso decían a los que llegaban en coche al comienzo del paseo Echegaray y Caballero donde media hora antes del inicio de la prueba ya se dejaba sentir el ambiente. Había muchas ganas de echarse a correr un año más y así lo demostraban los casi 3.000 inscritos en la prueba. Entre calentamientos exprés, los últimos estiramientos y la sincronización de los relojes, móviles, auriculares y demás dispositivos, algo se veía diferente en esta 10K: el atuendo.

Y es que si el año pasado a los corredores les sobraba la ropa por los más de 30 grados que marcaba el termómetro en la prueba, este había quien apostaba por una chaquetilla o una camiseta térmica. Unas condiciones meteorológicas mucho más óptimas para ir superando los kilómetros de la carrera que este año cambió la fecha precisamente para hacer el recorrido más agradable a los corredores. A pesar del cielo encapotado y las nubes, no hacía demasiado frío en este domingo, así que todo era perfecto para los amantes del running.

Con una cuenta atrás multitudinaria, los participantes ha cruzado la línea de salida a las 9.30 desde el paseo Echegaray y Caballero. Algunos iban a hacer marca y ciertamente lo conseguían pues Iván Manceñido, del Club Alcampo- Scorpio 71, salía como una bala y llegaba todavía más rápido a la línea de meta convirtiéndose en el ganador oficial de esta 10K Zaragoza CaixaBank con un tiempo de 30:16. Apenas quince segundos después lo hacía Zakariya Elboubekraoui con el marcador en 30:30 y Roberto Martín con 30:51.

"¿Pero cómo pueden correr tan rápido?" se preguntaba una señora en la meta en plena plaza del Pilar. Casi no le da tiempo a acabar de formular la cuestión pues justo en ese momento irrumpía en la meta la más rápida de entre las féminas: Isabel Linares. La atleta, también del Alcampo Scorpio 71, ha hecho una marca personal de 35:40 que le ha dado el oro. La acompañaban en el podio Sara Benedi, ganadora de la Carrera de la Mujer de hace apenas una semana con 36:05 y Ana Revilla en el bronce con 37:46.

Y aunque los protagonistas eran los casi 3.000 corredores, los animadores particulares no se quedaban atrás. Con pancartas y aplausos han llenado todo el recorrido con un único objetivo: que su corredor favorito cruzase la línea de meta sin importar el tiempo y, sobre todo, sin desfallecer en el intento. Afortunadamente, y según la organización, no ha habido que lamentar atenciones graves. Los "¡Venga, papá, que ya está hecho!" se mezclaban con las proclamas de quien animaba a su superhéroe, pues hasta algún corredor-Spiderman ataviado con el traje del icónico Peter Parker se ha echado a correr en esta mañana.

Animar animaban todos, hasta los cabezudos que a la altura del Mercado Central se han puesto a chocar a los corredores para hacerles más ameno el recorrido. Un recorrido que este año ha cambiado y ha sido predominantemente plano, lo que ha hecho las delicias de los participantes que han tomado el centro de Zaragoza casi en un suspiro. Paseo Echegaray, el Coso, Independencia, calle Don Jaime, ribera del Ebro y plaza del Pilar. En la plaza España había batucada y en la línea de meta decenas de personas los jaleaban después del esfuerzo. Alguno no podía pedir más.

Con un 30% de participación femenina, el doble que hace diez años, se podía ver a corredoras empujando carritos de unos bebés que dormían plácidamente sin enterarse del esfuerzo de sus madres, jóvenes, parejas y, en definitiva, participantes de todas las edades. Así, uno tras otro han ido cruzando la línea de meta con la emoción en el rostro y el sentimiento de superación por las nubes.