"Zaragoza en la mirada ajena" revive a través de instantáneas la capital aragonesa del siglo XIX

Un total de 30 fotografías y 19 postales componen la muestra "Zaragoza en la mirada ajena", que permanecerá hasta el 30 de agosto en el Palacio de la Aljafería. Unas imágenes tomadas, entre 1888 y 1889, por los fotógrafos de J.Lévy et Cie que, con motivo de la Exposición Internacional de Barcelona, realizaron un recorrido por la península.

Zaragoza.- “Zaragoza en la mirada ajena” permite recorrer, a través de las primeras instantáneas conservadas con la técnica de gelatino-bromuro, la capital aragonesa del siglo XIX. Un total de 30 fotografías y 19 tarjetas postales componen la muestra, que permanecerá hasta el 30 de agosto en el Palacio de la Aljafería.

Las imágenes fueron realizadas, entre 1888 y 1889, por los fotógrafos de la firma francesa J.Lévy et Cie que, con motivo de la Exposición Internacional de Barcelona, realizaron un exhaustivo recorrido por la península, que les llevó a tomar unas 500 imágenes de Zaragoza.

La muestra pone el broche final a una investigación que el comisario de la misma, José Antonio Hernández, inició en 2009 sobre unas fotografías que descubrió en internet. A diferencia de los repertorios más conocidos de Zaragoza, realizados por viajeros como Charles Clifford o Jean Laurent, estas imágenes mostraban una ciudad en la que los monumentos y escenarios urbanos ya no estaban aislados, "estaban habitados por los vecinos en sus actividades cotidianas”, ha explicado Hernández.

Los fotógrafos de la forma francesa J.Lévy et Cie tomaron, haciendo uso de la moderna técnica de la instantánea, más de 500 imágenes de la ciudad, con 50 vistas diferentes. Según ha destacado el comisario, se situaban en puntos estratégicos de la ciudad desde donde utilizaban diferentes formatos fotográficos y distintas cámaras. Así, extraían hasta una quincena de imágenes de un mismo escenario.

Para la muestra se han elegido las instantáneas de mayor formato, que permiten reconocer las fisionomías, los oficios y “descubrirnos como fuimos” hace casi un siglo, ha apuntado Hernández. De esta forma, los visitantes pueden encontrar una ciudad que se movía al ritmo de los tranvías de mulas, con monumentos que siguen presentes como La Torre Nueva o El Patio de la Infanta todavía en la Casa Zaporta. En definitiva, espacios de una ciudad que “ya no volverá a ser la que fue”, ha matizado.

“Zaragoza en la mirada ajena” ha sido inaugurada este jueves por la vicepresidenta primera de las Cortes de Aragón, Rosa Plantagenet-Whyte. Quien ha destacado que el repertorio de imágenes permiten “revivir y vivir” la Zaragoza del siglo XIX. La exposición, organizada por las Cortes, muestra la mirada cómplice de aquellos fotógrafos y viajeros franceses que devuelven una ciudad inédita, en la que la vida en la calle reclama también su protagonismo.