Una distopía y cuatro almas controladas toman el Teatro del Mercado en una obra reflexiva

La noche de las almas abiertas
photo_camera La obra se estrena este jueves

Hablar de "La noche de las almas abiertas", lo nuevo de Diego Palacio y Mercucho Producciones, es complicado porque es una de esas obras de las que no se puede desgranar casi nada pues su mayor fortaleza es la sorpresa, la reacción del público cuando los actores (en este caso Inma Oliver, Alex Aldea, María Pérez y Jesús Bernal) se suben a las tablas. Solo se puede decir que después del 1984 de Orwell y Un mundo feliz de Huxley, la producción presenta una realidad distópica en la que cuatro almas viven atrapadas y controladas. La obra estará en el Teatro del Mercado del 30 de noviembre al 3 de diciembre y promete hacer reflexionar. Al menos, así lo dice el equipo.

Todo comienza una noche de frío en una distopía económica. Cuatro desconocidos, una botella de licor casero y unas almas que se desnudan. En "La noche de las almas abiertas" un libro prohibido condena la vida de uno de los personajes. Un libro prohibido en una sociedad en la que, paradójicamente, hay infinidad de ellos que no se pueden leer. "Lo que proponemos es una reflexión no adoctrinante en un contexto muy complicado en el que cuatro personajes se sienten controlados con mentiras", ha explicado el dramaturgo Miguel Ángel Mañas.

Por su parte, el director de la obra, Diego Palacio, ha parafraseado y explicado que "La sociedad del presente está generando a los déspotas del futuro". Con composición musical de Luis Villafañe y vestuario y caracterización de Paloma Molino, el texto habla de "control y mentiras, hasta convertir a los hombres en animales hambrientos que gasten todas sus fuerzas solo en sobrevivir. No pueden alzarse, no pueden pensar, no pueden moverse, solo pueden beber y contar mentiras", tal como dicen desde el equipo.

Para la actriz María Pérez ponerse delante de estos "textos comprometidos" es un regalo como actriz ya que "hacen que uno se plantee cosas". "Mucha de la gente que viene a vernos nos dice que luego tomando algo han estado reflexionando y hablando sobre la obra y eso la verdad es que es muy chulo porque significa que hemos conseguido nuestro objetivo", relataba.

La duración de la obra es de 70 minutos y las entradas ya se pueden adquirir por un precio de 12 euros. El horario de las funciones es el jueves, viernes y sábado a las 20.00 y el domingo a las 19.00 horas.