Una treintena de actividades fomentan la lectura en la provincia de Zaragoza

Incentivar la lectura en el medio rural no sólo entre los más jóvenes sino para todas las edades, es el objetivo de la DPZ. Para ello, ha programado un ciclo de primavera que se acercará a 96 bibliotecas de la provincia, compuesto por más de 30 actividades. Además, diez escritores aragoneses acercarán los secretos de sus últimas obras.

Zaragoza.- La Diputación Provincial de Zaragoza se ha marcado como objetivo incentivar la lectura en el medio rural, y lo hará a través de un ciclo de primavera. Esta iniciativa se acercará a 96 bibliotecas de la provincia y está compuesta por una treintena de actividades.

El presidente de de la Diputación, Luis María Beamonte, ha asegurado que es un buen momento para reivindicar la lectura. “Reivindicar la lectura como elemento importante de la creación del individuo, que pasa también por apoyar a aquellas personas que hacen de ese trabajo su día a día”, ha destacado.

En este nuevo ciclo de primavera, un total de diez escritores aragoneses se acercarán a diferentes localidades de Zaragoza para mostrar, a través de sus últimas obras, los secretos que esconden las historias escritas. Antón Castro es uno de ellos y, ha destacado, que las letras aragonesas “viven una edad dorada desde hace más de veinte años”.

Otro de los autores es Juan Bolea, quien ha destacado que en ciudades más pequeñas la atención se concentra y, ha dicho, “es una buena oportunidad de conocer de cerca a los escritores y así surgen nuevos lectores, lectores fieles que siguen a esos autores”.

El ciclo finalizará el próximo 20 de junio y está dirigido a todas las edades. Especialmente, los más pequeños para los que se han preparado tres cuentacuentos infantiles que corren a cargo de Carmen con Guantes, Sandra Araguás y Cristina Verbena.

Además, los narradores Aldo Méndez, Carolina Rueda y Christian Atanasio, imparten un taller de lectura para adultos centrado en “Cuentos para las cuatro esquinas del mundo”.