Los textos de Manuel Vicent saltan a las tablas del Mercado con "Restos de un naufragio"

Producciones Viridiana propone esta obra tierna y emotiva desde este jueves y hasta el domingo
teatro-del-mercado
photo_camera La obra tiene un precio de 12 euros

Manuel Vicent lleva algo más de 40 años escribiendo "una columna de 66 líneas a 30 espacios" en una contraportada del diario El País que ya ha hecho suya. Textos emotivos, dramáticos, existencialistas, de política, nacionalismos y mucho más que lo han llevado a quedarse para siempre en el imaginario de una (o varias) generaciones. Los mismos que, como reconocía este martes el gerente del Patronato de Artes Escénicas, José María Turmo, se han dedicado en los últimos tiempos a recortar y guardar en una carpeta esos artículos que un día fueron especialmente significativos para ellos. Y eso es precisamente lo que le pasa al protagonista de "Restos de un naufragio", la obra que aterrizará desde este jueves y hasta el domingo en el Teatro del Mercado.

Producciones Viridiana, con Jesús Arbués al mando, presenta sobre las tablas a un hijo que, tras la muerte de su padre, encuentra una vieja carpeta donde este recopilaba esos artículos de Vicent que le habían conmovido especialmente. Ese hijo está interpretado por Javier García quien hoy reconocía en la presentación de la obra en el Principal que el "trabajo actoral" había sido "muy interesante".

"Jesús siempre te lleva al límite en cualquiera de sus obras y ha sido muy bonito llevar parte de la historia a las tablas. Es la historia de un padre y un hijo con la que mucha gente podrá sentirse representada, son textos emotivos, divertidos, algunos melancólicos...", reconocía el actor. Esos textos de los que hablaba han sido un total de 15 y, dada la ingente producción del escritor, "no hay sido una tarea nada fácil", contaba el director de la obra.

"Yo me leí todos los textos y a partir de ahí hicimos una criba. Teníamos que elegir aquellos que más nos gustaban, que la verdad que había muchos, que no coincidieran en estilo, que tampoco hablasen de lo mismo y, sobre todo, que nos permitieran adaptar la prosa al teatro. He ahí el reto", reconocía el director de la obra. Y es que su objetivo desde el primer momento era hacer un "espectáculo teatral" a través de esas columnas. "Añadimos un piano pero luego lo quitamos porque no quisimos hacer un recital. Queríamos subir al escenario un texto dramático a través de la prosa que contase una historia tierna, emotiva, con la que la gente pueda reír y emocionarse al mismo tiempo", explicaba Arbués.

Tras una gira que ha pasado por diferentes localidades españolas, "Restos de un naufragio" se representa por primera vez en Aragón. Las funciones serán a las 20.00 horas (jueves a sábado) y a las 19.00 horas el domingo y tienen un precio de 12 euros.