"La tercera máscara" de Care Santos se lleva el Premio Criticón elegido por más de mil estudiantes

Alumnos de la ESO de 24 centros educativos se han convertido en jueces y han podido votar por su libro favorito
care
photo_camera El tratamiento de los “temas tabú” ha sido uno de los aspectos favoritos del joven público

Los libros están escritos para sus lectores, para dejar volar la imaginación de estos, para entender sus sentimientos y emprender aventuras que jamás podrían experimentar si no es a través de unas cuantas letras, hojas y una portada vistosa. Con esta visión de la literatura, más de 1.000 escolares de la ESO de 24 centros educativos se han convertido en jueces de un certamen ya consolidado que celebra su cuarta edición. La escritora Care Santos, con su novela “La tercera máscara”, ha recibido esta mañana el Premio Criticón en la Sala Mozart del Auditorio.

Un crimen real cometido por una menor de edad de Barcelona inspiró el libro de “La tercera máscara”, así lo expresa Santos. La novela parte de una creencia japonesa que dice que “cada uno de nosotros lleva tres máscaras”, cuenta. La primera es la que ve todo el mundo, la segunda es la que solo ven los seres queridos y la tercera es aquello que somos cuando no nos ve nadie. La novela se estructura a partir de ahí, la primera parte la cuentan las personas que conocen a la protagonista “de una manera circunstancial”, la segunda lo cuenta su familia, la gente que la conoce y la quiere, y en la tercera parte habla la protagonista, quien da su perspectiva acerca del “acto atroz que ha cometido”, expresa la escritora.

escritora
La novela parte de una creencia japonesa que dice que “cada uno de nosotros lleva tres máscaras”

Con un fuerte aplauso del público, Care Santos ha subido pletórica al escenario del Auditorio para recibir su galardón. Un premio “muy difícil de conseguir”, ya que, según sus palabras, el público joven al que conoce bien es “muy exigente, difícil y un juez implacable”. “Escribir para ellos es un reto”, asegura. “Los jóvenes son valientes y no se asustan ante determinados temas. Tampoco es un libro fácil, porque es una novela coral, contada por muchos narradores que dan su punto de vista sobre la protagonista y cierra con la protagonista hablando en primera persona. Es decir, estilísticamente también es una novela compleja”, apunta Santos.

El tratamiento de los “temas tabú” ha sido uno de los aspectos favoritos del joven público, así lo afirma una de las participantes, quien considera que la autora hace que sea “fácil entender estos temas”. Para su compañera, el desarrollo de los personajes ha sido lo definitivo para escogerla como ganadora del certamen. Poder participar como jurado es una oportunidad “para acercarte más al autor y poder formar parte de una experiencia completa”, asegura otra estudiante.

Junto a la ganadora, Care Santos, estaban nominados también Paloma González Rubio con “Dead boys” y Rafael Salmerón con “La rama seca del cerezo”. En esta emotiva gala, los jóvenes han podido charlar y debatir con los tres autores compartiendo las visiones que tienen de cada una de las obras y estos han podido responder todas las preguntas que tenían estos jóvenes lectores. Tras esto, los escolares se han transformado en jueces y han emitido los votos para escoger al ganador.

niños
Más de mil alumnos han participado en el certamen

Este año, se ha incrementado el número de centros escolares participantes llegando hasta los 24 en total, los alumnos de entre 14 y 16 años inscritos han tenido la oportunidad de leer durante el curso los tres libros finalistas para poder votar su favorito.

El Premio Criticón, programa de fomento a la lectura, está organizado por el Ayuntamiento de Zaragoza, a través de Zaragoza Cultural, y cuenta con la colaboración del Patronato Municipal de Educación y Bibliotecas. Como en anteriores ediciones, el Ayuntamiento ha facilitado a los centros ejemplares, dos de ellos son regalados a los participantes por Zaragoza Cultural, y el tercer ejemplar lo han conseguido en préstamo a través de las Bibliotecas Municipales.