Reyes Monforte: “Para qué me voy a inventar nada si la realidad siempre supera a la ficción”

La periodista y escritora presentó este jueves en Zaragoza "La condesa maldita"
reyes-monforte
photo_camera Con este trabajo, Reyes Monforte devuelve a la vida a la mujer que conmocionó al mundo en la Venecia de la "belle époque"

El éxito que cosechó ya hace 16 años con "Un burka por amor" no supone ningún tipo de presión para la periodista y reconocida escritora Reyes Monforte que ahora se ha embarcado en una historia que conmocionó al mundo a principios del siglo XX. La enigmática condesa Maria Tarnoswka fue la protagonista de uno de los juicios más mediáticos posiblemente de la historia y ha sido musa e inspiración para la última novela de esta escritora.

"La condesa maldita" reúne intriga, pasión y crimen y con este trabajo, Reyes Monforte devuelve a la vida a la mujer que conmocionó al mundo en la Venecia de la "belle époque". Uno de los personajes más desconocidos y fascinantes que durante una visita de la escritora madrileña a la ciudad de los canales, cautivó por completo.

PREGUNTA.- ¿Por qué has decidido apostar por un personaje como Maria Tarnowska, la mujer que conmocionó al mundo en la Venecia de la belle époque?
RESPUESTA.- Su historia, su personalidad, su poder de seducción, su manera de manipular y su manera de ser manipulada. Es una persona real, pero parece un personaje de la literatura, un personaje de una película y además, el escenario en el que se desarrolló su vida, su historia. Tenemos la sociedad brillante de la Rusia zarista y esa Venecia Adriática tan diferente a la Rusia Imperial. Venecia era todo luz, era todo alegría, era la "belle époque" y el 4 de septiembre de 1907 se produce el crimen y el asesinato que conmocionó no solamente a Italia, sino a todo el mundo.

P.- "La condesa maldita" está inspirada en una historia real, ¿qué tiene esta historia que te hizo querer saber más sobre ella?
R.- Parece de ficción porque es increíble. Es la historia de la Condesa Tarnowska, que era descendiente de la reina de Escocia, y de hecho de ella heredó sus perlas características. Era miembro de una de las familias aristocráticas rusas más importantes y más cercanas a la familia zarista. De repente, se convirtió en la primera femme fatal de la belle époque y la protagonista del primer "true crime" del siglo XX al ser acusada de incitar al asesinato de su prometido con el que se iba a casar en dos días con ayuda de sus amantes. Entonces, claro, cómo no te va a llamar la atención y en la alta sociedad que parece que nunca ocurren las cosas y a veces pasan cosas mucho peores que en las no tan altas.

Maria Tarnoswka se convirtió en la primera femme fatal de la belle époque y la protagonista del primer "true crime" del siglo XX al ser acusada de incitar al asesinato de su prometido

P.- Si hubieras tenido ocasión de conocer a Maria, ¿qué te hubiera gustado preguntarle?
R.- Pues seguramente hubiese caído rendida a sus pies como hizo todo el mundo desde la prensa, a la sociedad, a los que iban a verla al juicio, a la colección de amantes y los hombres se batían en duelo con ellas, se suicidaban por ella, dejaban a su familia, abandonaban su condición social y todo por tenerla. Durante el juicio, eligieron a un hombre de 75 años porque pensaron que el hombre ya no se enamoraría y todavía el New York Times dijo que se había enamorado de la acusada porque le había puesto una pena muy baja. Otro miembro del jurado tuvo que ser retirado porque se enamoró de la condesa solo por tenerla enfrente todos los días del juicio. Era una mujer muy atractiva, que llamaba la atención, era una "celebrity". Tenía ese magnetismo animal que desprendía la condesa, así que si hoy la tuviéramos aquí me quedaría embobada mirándola, preguntándole cosas o en silencio o yo que sé lo que haría.

P.- Dentro del libro se narra el que posiblemente sea uno de los juicios más escandalosos de la época que sacudió los cimientos de la sociedad, revolucionó a la prensa y cambió el sistema legal judicial.
R.- Se convirtió en el primer gran juicio mediático del siglo XX. Pasaron 250 testigos, duró dos meses y medio que era una burrada en aquella época. Fue el primer juicio en el que se admitieron los preceptos del psicoanálisis Freudiano porque el mejor abogado de Italia fue el que se encargó de la defensa de Tarnoswka sabía que una de las bazas para sacar con la menor pena de prisión a la condesa era insistir en sus traumas infantiles, en su salud mental, y pasaron centenares de especialistas y solo la examinaron 25 médicos. Y fue muy curioso porque los psicólogos insistieron en presentarla como una víctima porque dijo que cuando Maria dio a luz a su primer hijo segregó una toxina que se le extendió por toda la sangre y le afectó a la actividad neuronal y eso condicionó sus decisiones, su comportamiento y todo lo que hizo. Uno de los ginecólogos más famosos de Italia reconoció que no debería estar en la cárcel sino en un centro psiquiátrico.

P.- Señalada como la primera "femme fatale" del siglo XX al lector le van a asaltar las dudas de si es victima o verdugo en esta historia.
R.- Exactamente, porque la novela empieza con el crimen y luego sigue el proceso policial y de investigación y uno de los comisarios tiene una frase que es que “todo crimen tiene su historia y para entender un crimen hay que conocer su historia desde el principio y hay que conocer a sus protagonistas, sus circunstancias, sus compañías, el destino, el azar".. y eso es un poco lo que pasa con Maria Tarnowska y es lo que decía la defensa en el juicio.

P.- ¿Qué es lo que más te fascina de este personaje histórico?
R.- Es imposible elegir solo una cosa. Es un personaje tan rico, con tantos matices, que un día no sabes si odiarla, si temerla y otro la quieres para ti, la quieres poseer. Es como una especie de droga, es lo que era sobre todo para los hombres que necesitaban estar con ella. Su cuñado de 16 años se suicidó porque se enamoró de ella y era consciente de que nunca podría conseguirla y se ahorcó. Ella no tenía la culpa, pero la sociedad la culpó.

libro
La novela empieza con el crimen y luego sigue el proceso policial

P.-¿Por qué crees que es una historia tan poco conocida?
R.- Fue muy mediática a principios del siglo XX, pero tenemos la memoria muy cortita. Ya no nos acordamos de lo que pasó hace tres meses, pero es una historia que recorrió el mundo, escandalizó al mundo, fue el juicio del siglo y bueno, su figura y su historia sigue viva en Venecia. Yo conocí esta historia a través de un amigo que vive en Venecia que me llevó a un hotel, que es hoy en día el hotel Ala Venezia, cuyo bar lleva el nombre de la condesa Tarnowska y el cóctel más vendido es el "cóctel Tarnowska" y está lleno de fotografías suyas y fue allí donde asesinó un amante suyo a su prometido. Así que sigue viva al menos, allí en Venecia, la historia de la condesa. Pero yo creo que a través de esta novela he recuperado su historia y se conocerá. Realmente te das cuenta leyendo la novela de que tampoco hemos cambiado tanto. Nos seguimos moviendo por los mismos sentimientos, el amor, el odio, los celos, la traición o la muerte

P.-¿Cuánto de la Reyes periodista se queda en tus novelas?
R.- Esta vez la investigación ha sido a través de los periódicos de la época, porque solo había prensa escrita. Había que unificar un poco las versiones. Los cuatro acusados se echaban la culpa unos a los otros. Sabían quién era el asesino, pero el jurado tenía que dirimir el grado de responsabilidad de la condesa y del autor intelectual. Y eso era lo difícil porque cada uno tenía su versión, pero sí que hay mucho detalle y hay mucho de periodista. Yo es que ya llega un momento que no se distinguir muy bien entre qué tengo de escritora y qué tengo de periodista. Las dos facetas van unidas, van de la mano.

P.- Tu primer libro, "Un burka por amor" se convirtió en un best seller con más de un millón y medio de ejemplares vendidos e incluso se convirtió en serie de televisión, ¿hay presión después de estas cifras?
R.- "Burka por amor" se publicó hace 16 años, llevamos 66 ediciones y fue mi primera novela. Esta es mi décima novela, ya no hay presión. Ni siquiera la hubo en la segunda novela porque sabes que publicas una novela que tiene el éxito que tiene, pero luego las demás han sido best sellers. Pero no hay presión.

P.- ¿Algún futuro proyecto ya en mente a nivel literario?
R.- Ya tengo la documentación preparada y todo y cuando acabe con la promoción me pondré a escribir. Esto es un no parar, pero es que hay tantas historias que contar, tantos protagonistas... Además, yo que siempre me baso en hechos reales, es maravilloso porque para qué te vas a inventar cosas si tienes cosas reales tan a la mano que no conocemos y ahí sí que se me nota la vena periodista. Para qué me voy a inventar nada si la realidad siempre supera a la ficción.