El Rey del Cachopo, detenido por asesinato en Zaragoza, tendrá una nueva serie en Netflix

La docuserie se estrenará el 10 de mayo y contará con testimonios del propio César Román desde la cárcel
rey-del-cachopò
photo_camera La serie contará por primera vez con testimonios reales de la madre de la víctima

El 16 de noviembre de 2018, Cesar Román, más conocido como El Rey del Cachopo, fue detenido en un bar de la calle Italia de Zaragoza por asesinar y descuartizar a su novia Heidi Paz. Fue uno de los casos más mediáticos de los últimos años y televisiones y medios de toda España y del mundo se hicieron eco de la truculenta historia que ahora saltará a Netflix. Será el 10 de mayo cuando la docuserie, dirigida por Román Navarro, salga a la luz.

Con un total de tres episodios, esta miniserie dará voz al Rey del Cachopo a través de declaraciones suyas desde la cárcel. Además, y por primera vez, Gloria Francis Bulnes, madre Heidi Paz, hablará del asesinato de su hija. Un caso "que destapó una telaraña de secretos, falsas identidades, crímenes y el relato de un personaje que vive entre la fantasía y la realidad", cuenta Netflix en un comunicado.

César Román se encuentra actualmente cumpliendo la condena de 15 años que le interpuso el Supremo por asesinar y descuartizar a su pareja en 2018. Conocido como El Rey del Cachopo por ser propietario de un negocio de este plato asturiano en Madrid, conoció a Heidi Paz en el establecimiento que él regentaba a principios de abril de 2018.

En el mes de junio, cuando Heidi comenzó a dudar de su relación con César y decidió dejarle con una nota “para pensar sobre la relación que ambos mantenían”. Más tarde, sobre las 5.52 horas del 5 de agosto de 2018, Heidi llamó por teléfono a César y se dirigió a casa del acusado. En el domicilio, fue donde ella perdió la vida. Para evitar que se descubriera el cadáver, lo descuartizó y metió el tronco de la mujer en una bolsa de plástico negra y la introdujo en una maleta para dirigirse a un polígono industrial de Madrid donde roció con sosa caustica los restos de su expareja.

Ese mismo día, tras enterarse de que se había encontrado el cuerpo de su expareja, huyó a Zaragoza donde comenzó a trabajar con una nueva identidad como cocinero en un restaurante de la calle de Italia en el barrio de las Delicias. El 16 de noviembre de 2018, la propietaria del restaurante donde trabajaba César Román, vio en un programa de televisión que el rostro del presunto asesino era muy parecido al de su cocinero, llamando a la Policía y deteniéndole más tarde.