¿Qué son las misteriosas estrellas azules del paseo de Independencia?

Estas estrellas esconden algunas estrofas de las canciones de Mauricio Aznar
estrellas-azules-1
photo_camera Unas misteriosas estrellas azules han sorprendido desde esta mañana a todos los viandantes a su paso por el paseo de Independencia.

Unas misteriosas estrellas azules han sorprendido desde esta mañana a todos los viandantes a su paso por el paseo de Independencia de Zaragoza, pero, ¿qué hay detrás de este improvisado paseo de la fama? Lo cierto es que lejos de querer convertir la capital aragonesa en un improvisado Hollywood, se trata de una iniciativa que ha surgido ante el inminente estreno de la película “La estrella azul”.

Esta película, que se estrenará en cines el próximo 23 de febrero, gira en torno a la vida de Mauricio Aznar, el que fuese cantante del grupo aragonés Más Birras. Precisamente en estas misteriosas estrellas azules se esconden algunas estrofas de las canciones compuestas por Mauricio Aznar así como algunas letras de su mítica banda.

estrellas-azules-3
Estas misteriosas estrellas azules se esconden algunas estrofas de las canciones compuestas por Mauricio Aznar.

“Camino en la noche larga pero camino al amor”, se puede leer en una de ellas. “Si has venido a comprarme, lárgate. Si vas a venir conmigo, agárrate”, se leía en otra, aunque algunas simplemente era la estrella azul sin texto. Sea cual sea, nadie se podía resistir hoy a pararse a observar estas misteriosas estrellas azules.

Sin duda, una llamativa y original acción promocional para el estreno de una cinta que fue todo un éxito en el Festival de San Sebastián y para la que apenas quedan dos semanas para su estreno y disfrute de todos los zaragozanos.

SOBRE LA PELÍCULA

Dirigida por Javier Macipe, la película está inspirada en la vida del líder de Más Birras, Mauricio Aznar. Se trata por tanto de una ficción sobre un artista aragonés bastante desconocido a la par que universal. En los años 90, Mauricio, un famoso rockero español recorre Latinoamérica buscando reencontrarse con su vocación dejando atrás el fantasma de la adicción. Allí conoce a Don Carlos, un anciano músico en horas bajas que, a pesar de ser autor de algunas de las canciones más famosas del folclore de su país, apenas consigue pagar sus facturas.

Carlos acoge con generosidad al extraño visitante haciendo las veces de maestro Miyagi musical. De su encuentro nace un extravagante dúo quijotesco, con todos los visos de ser un absoluto fracaso comercial. Con esta película el director zaragozano, Javier Macipe, afronta su primer largometraje tras una carrera dedicada a los cortos.