Las pizarras digitales facilitan la implantación del Programa Escuela 2.0 en Aragón

El Programa 2.0 impulsado por el Gobierno de España para la implantación de tecnologías en las aulas llega en este curso a un total de 5.568 alumnos aragoneses. La secretaria de Estado de Educación y Formación Profesional, Eva Almunia, ha visitado el instituto Pedro de Luna, uno de los centros en el que se ha iniciado la aplicación.

Zaragoza.- El Ministerio de Educación impulsa y lidera el programa Escuela 2.0, el primer programa de innovación y modernización educativa a través de las nuevas tecnologías de la educación para los alumnos y alumnas de todo el Estado, que prevé la transformación de las aulas tradicionales en aulas digitales, apropiadas para las necesidades del siglo XXI, y que incorpora los principios de la llamada Web 2.0 y los adapta para su aprovechamiento en el sistema educativo, creando una escuela que surge como punto de encuentro, basada en el trabajo colaborativo, el intercambio de información y la difuminación de los espacios físicos y temporales.

El Gobierno de Aragón ha puesto en marcha este proyecto en cinco centros pilotos de Huesca, Zaragoza y Teruel. Son un total de 5.568 alumnos los que se van a beneficiar de este innovador programa cifra que sumada a la de estudiantes que en sus aulas cuentan ya con el programa aragonés Pizarra Digital, alcanza los 16.000 estudiantes en toda la Comunidad.

A lo largo del curso escolar se extenderá a 60 institutos de Secundaria, 49 colegios públicos y 39 centros concertados.

Los programas piloto se llevan a cabo en Zaragoza se realizan en el IES Pedro de Luna en el que se ha actuado en 15 aulas y dotado de miniportátiles a 108 alumnos, el Colegio Público de Infantil y Primaria Montecanal, adecuando 2 aulas y con ordenadores para 50 niños y por último el Colegio La Purísima y San Antonio. En total los programas piloto están trabajando en 41 aulas y 359 alumnos. Precisamente, la secretaria de Estado de Educación y Formación Profesional, Eva Almunia, y la consejera de Educación del Gobierno de Aragón, María Victoria Broto, han visitado este lunes el instituto Pedro de Luna, uno de los centros en el que se ha iniciado la aplicación.

Almunia y Broto han estado con los alumnos del Instituto Pedro de Luna

Almunia ha resaltado que la iniciativa que hace diez años impulsó el Gobierno de Aragón con el Programa de Pizarra Digital ha influido mucho en la realización de este proyecto y ha destacado que “ese programa ha sido uno de los que ha servido de referencia para poner en marcha el Programa 2.0. Teniendo en cuenta que la Comunidad aragonesa en su momento apuesta por unas tecnologías que todavía no se han superado y que hace diez años eran muy punteras. Ahora también son muy punteras, pero tenemos avances tecnológicos en otros campos que nos permiten abordar la Escuela 2.0 desde otros campos”.

Por otra parte, en Huesca el centro piloto es el IES Lucas Mallada dónde se está actuando en todas las aulas de secundaria, en total nueve y se está dotando de ordenador a todos los alumnos de 1º de ESO.

Asimismo, en Teruel el programa piloto lo está llevado a cabo el Instituto Vega del Turia donde se están adecuando14 aulas con ordenadores para 106 estudiantes.

Este programa supone un nuevo método de enseñanza

“Hemos cambiado la metodología de los centros y las familias y los alumnos están muy satisfechos. Gracias al 2.0 podemos seguir caminando ya que tenemos por una parte la financiación del Estado. El 50% de la inversión que vamos a hacer este año en este proyecto lo recibimos del Ministerio. Hasta ahora asumíamos solos, desde el punto de vista económico este proyecto, porque así lo habíamos decidido en este Gobierno. Por ahora, lo hemos puesto en marcha en cinco centros de la Comunidad y hemos puesto los medios en 41 aulas, llegamos a 860 alumnos y a lo largo del curso queremos que llegue a 4.500 alumnos y se modernicen 840 aulas”, ha indicado Broto.

El programa Escuela 2.0 impulsa el manejo de las nuevas tecnologías como un nuevo lenguaje para aprender y para enseñar que completa a los medios tradicionales como el cuaderno, la pizarra o la tiza.