Mejor fotografía y actriz de reparto para "La novia"

La aragonesa Paula Ortiz tuvo que conformarse con dos Goya de los doce a los que estaba nominada por "La novia". La también aragonesa Luisa Gavasa consiguió la estatuilla a mejor actriz de reparto y el segundo fue por mejor fotografía. Todo ello en una gala con sabor aragonés, en la que participaron los tambores de Calanda.

Zaragoza.- La zaragozana Paula Ortiz regresa con dos Goya de los doce a los que aspiraba por su segundo largometraje: “La novia”. La también aragonesa Luisa Gavasa se alzó, muy emocionada, con una estatuilla por mejor actriz de reparto, gracias al papel de madre sufridora en la adaptación que Ortiz ha realizado de “Bodas de sangre”. El segundo Goya fue otorgado por mejor dirección de fotografía a Miguel Amoedo.

Todo ello en una gala con auténtico sabor aragonés, en la que los tambores y los bombos de Calanda pusieron la sintonía al homenaje que la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España rindió al desaparecido Luis Buñuel.

Paula Ortiz y Luisa Gavasa no fueron las únicas aragonesas protagonistas de la gran fiesta del cine español, que celebraba su 30 aniversario. Entre los nominados había más nombres aragoneses, que no corrieron la misma suerte. Javier Macipe, que estaba nominado por su poético cortometraje “Os meninos do río”; Jesús Bosqued, corresponsable de la dirección artística de “La novia”, y Carla Pérez de Albéniz, que aspiraba al premio a la producción por “El desconocido”.

Además, a lo largo de la noche se escucharon menciones a la Comunidad, como la de la joven Irene Escolar, que llegó a recoger su Goya por mejor actriz revelación gracias al zaragozano taxista Manolo que la llevó “volando” desde el Teatro Principal de Zaragoza, donde había estado actuando ayer mismo por la tarde, hasta la estación.

La gran triunfadora de la noche fue “Truman”, una emotiva historia sobre la amistad y las ganas de vivir, que consiguió cinco estatuillas, entre ellas la de mejor película y director a Cesc Gay.