Las matemáticas se convierten en arte en el Joaquín Roncal

Lo que pudiera ser la imagen enmarcada de un limón, en realidad es la representación de una operación matemática. Creaciones como ésta se exponen en la muestra del centro zaragozano Joaquín Roncal, con la que la Real Sociedad Matemática Española y la UZ intentan demostrar que con la ciencia matemática también se puede hacer arte.

Zaragoza.- Hacer que las matemáticas se puedan visualizar, imaginando formas y volúmenes que las conviertan en arte. Éste es el objetivo de Imaginary, la exposición que se ha inaugurado este miércoles en el centro de Joaquín Roncal de Zaragoza.

"Fue Descartes quien descubrió que si a cada objeto se le representaba por coordenadas, es decir, por puntos unidos con una línea, se podría hacer una ecuación y convertir esa imagen plana en una figura geométrica". Así, el responsable de esta exposición, Sebastián Xampó, ha explicado el mensaje que se pretende transmitir: que con los números se puede hacer arte creando figuras perfectas y, por tanto, bellas, a partir de sencillas imágenes planas.

Imaginary recibe al visitante con 40 paneles de dibujos de superficies y figuras creadas a partir de ecuaciones matemáticas. Detrás de cada una de estas imágenes hay estudios matemáticos que han ido combinando operaciones numéricas hasta conseguir estos resultados.

Por otro lado, hay una parte dinámica de la exposición en la que las matemáticas también se pueden tocar gracias a tres pantallas interactivas. Se pueden confeccionar figuras introduciendo ecuaciones que, su vez, se pueden modificar con la mano, hasta realizar simulaciones de procesos físicos, como por ejemplo, un doble péndulo o alterar las leyes del movimiento de los peces en una pecera.

En este sentido, Sebastián Xambó ha destacado el programa Surfer, con el que se manipulan superficies algebraicas; el Cinderella, que permite experimentar directamente con la geometría y la física creando figuras tocando la pantalla, o el Morenaments, dibujando patrones simétricos utilizando uno de los 17 grupos geométricos universales que permiten las matemáticas.

Por su parte, la comisaria de Imaginary, Teresa Lozano Imízcoz, ha recordado que es el lugar para demostrar a los estudiantes que las matemáticas son mucho más que números: “Hay que ver la exposición no sólo como algo bonito, sino como una forma de ver las matemáticas desde otro punto de vista y que los alumnos les pierdan el miedo. Las matemáticas pueden ser fáciles, bonitas y se puede disfrutar con ellas”.

La muestra cuenta con tres pantallas interactivas para crear figuras

Además, Teresa Lozano Imízcoz ha explicado que esta muestra itinerante que permanecerá en Zaragoza hasta el próximo 10 de octubre, cuenta con un valor añadido, ya que incluye una colección de esculturas históricas que el profesor matemático Zoel García de Galdeano donó a la Facultad de Ciencias de la Universidad de Zaragoza a principios del siglo XX. Se trata de modelos geométricos que dos profesores alemanes elaboraron con escayola a partir de ecuaciones matemáticas hace 100 años para venderlos a otras facultades y que los profesores pudieran enseñar matemáticas con ellos.

Al acudir a esta exposición, se puede solicitar una visita guiada de mano de varios estudiantes formados para explicar cada detalle de la misma y de su mensaje. Por otro lado, todos los programas que ha destacado Sebastián Xambó se pueden descargar de Internet para ser utilizados como material didáctico en clase.

De esta forma, aunque se dirige al público general, Imaginary busca llamar la atención de los estudiantes de Primaria y Secundaria para que se acerquen a experimentar con el arte y a crear con los números.