Más de un millar de niños zaragozanos aprenden cine con La Linterna Mágica

El ciclo de cine infantil La Linterna Mágica ha comenzado este sábado en el cine Palafox y ha acogido la visita de alrededor de 1.400 niños que han acudido para ver la película de Charles Chaplin, La Quimera del Oro. El ciclo terminará en junio, y este año tiene como novedad la puesta en marcha de un ciclo para jóvenes de 12 a 15 años.

Zaragoza.- El cine Palafox se ha llenado este sábado por la mañana de niños que estaban deseando entrar a la sala de cine. El programa de cine infantil La Linterna Mágica ha comenzado con alrededor de 1.400 niños que se han despedido de sus padres para ver una de las dos sesiones que proyectaban la película de cine mudo de Charly Chaplin, La Quimera de Oro.

La Linterna Mágica "es un club de cine exclusivo para niños estudiantes de Primaria y su objetivo es descubrir los secretos del cine divirtiéndose", ha afirmado una representante del Departamento de Instituciones de la CAI, Francis López.

En el acto de inauguración del ciclo también ha estado presente el director de Instituciones y Convenios de la CAI, Fernando Arcega, y la directora de Política Educativa, Carmen Martínez, quien ha asegurado que "nos parece que es una parte de la educación que a veces se contempla poco en las aulas y que hay que potenciar, porque son los espectadores del futuro".

Cada año, de octubre a junio, la Linterna Mágica propone nueve sesiones donde se presentan "películas que hacen reír, películas que hacen llorar, películas que hacen soñar o películas que dan un poco de miedo", ha explicado Francis López.

El carné de socio cuesta 18 euros (13 euros para el segundo hermano o hermana) y con él se puede entrar a las nueve sesiones del club. Antes de cada proyección los socios reciben en su domicilio una revista ilustrada que les presenta la película.

Colaboran con La Linterna Mágica: el Gobierno de Aragón, Caja Inmaculada, los Ayuntamiento de Zaragoza, Huesca y Teruel, las Diputaciones Provinciales de Huesca y Teruel, Cines Palafox, Filmoteca de Zaragoza, Fundación Anselmo Pie, Diario de Teruel y Heraldo de Aragón. Esta iniciativa cuenta también con el patrocinio de la Unesco.

En cada una de las sesiones participan 30 personas mayores que son voluntarios para atender y cuidar a los niños durante la proyección de la película y a las salidas y entradas, ya que no están sus padres. Según Rafa, uno de los voluntarios, "yo la primera vez me sorprendí porque no se oye ni una mosca en la sala y se portan mejor que los adultos".

Los niños que estaban a la puerta del Palafox no podían contener la emoción de acudir al cine sin sus padres y con muchos de sus amigos. Así, Amanda una niña de 10 años ha asegurado que "vengo porque solían poner muy buenas películas, me gustan las de miedo y las de aventuras. Está bien ver todo tipo de películas".

Los padres también parecían contentos, como María José y Carlos, que llevaban a La Linterna Mágica a sus hijos Ana e Ismael, por primera vez. María José ha dicho que "este año hacen seis años y era la primera vez que les podíamos apuntar, nos gusta que se inicien en el mundo del cine y del teatro, y sobre todo nos parece una gran oportunidad ver películas tan buenas como La Quimera de Oro en pantalla grande, que es un lujo que ya quisiéramos los mayores". Por su parte, los niños han asegurado que las películas que más le gustan son las de miedo.

Algo que comparte Jorge, de 10 años, quien ha ido hasta el Palafox con su padre y estaba deseando entrar en la sala, aunque se ha mostrado muy sorprendido al saber que iban a proyectar una película de cine mudo.