Luis Mariano y Carmen Sevilla se encuentran en el Principal a ritmo de copla con El novio de España

El novio de España
photo_camera Se podrá ver hasta el 15 de enero en el Principal

España 1952. La voz prodigiosa y sonrisa deslumbrante del tenor vasco Luis Mariano y el carisma de la polifacética Carmen Sevilla se encuentran en el rodaje de "Violetas imperiales". Entre ellos hay una tierna amistad que Luis Mariano desearía que fuera más que eso. No por amor, sino por necesidad, pues los padres del cantante, republicanos y exiliados, desean regresar a España y solo Franco puede renovar sus pasaportes. Así arranca "El Novio de España", la obra que estará desde hoy y hasta el domingo en el Principal a ritmo de tangos, cuplés, operetas y zarzuelas.

Con Christian Escuredo como Luis Mariano y Carmen Raigón en la piel de Carmen Sevilla y Dídac Flores y Marta Valverde completando el reparto, la producción de Juan Carlos Rubio es la segunda entrega de la trilogía musical que arrancó con "En tierra extraña" hace dos años en el coliseo zaragozano. En "El novio de España" se da un paseo por el patrimonio musical español, las raíces y el carisma de "dos monstruos del momento", en palabras del gerente del Patronato de Artes Escénicas, José María Turmo.

"Ponerse en la piel de esos dos personajes tan icónicos con la voz de Luis Mariano y de Carmen Sevilla que eran inimitables ha sido un reto. Con Juan Carlos Rubio hablamos mucho de que no se trataba de hacer un calco de ellos sino de que sea una especie de homenaje", ha explicado Carmen Raigón. Por su parte, Christian Escuredo ha asegurado que Luis Mariano viviría "mucho más feliz hoy al no verse obligado a esconder su homosexualidad". "De esto habla la obra, de mostrarnos cómo realmente queremos y de no tener miedo".

Carmen Sevilla nunca aceptó a oficializar ese matrimonio de conveniencia pero ayudó a su gran amigo a idear un plan para conseguir esa aprobación del Caudillo. Lo harán el 18 de julio en la tradicional fiesta del Palacio de La Granja en una de sus actuaciones. En "El novio de España" aparece hasta el NO-DO con una cuidada puesta en escena y un discurso "moderno y progresista". "Puede parecer que esta obra solo puede gustar o interesar a aquellos que vivieron en esa época, pero la realidad es que animamos a todo el público joven a venir porque los personajes tienen unos valores incalculables que, sin duda, les harán sentirse representados", ha explicado Dídac Flores.

Por su parte, Marta Valverde ha asegurado que es una obra en la que "hay de todo", desde momentos cómicos hasta aquellos en los que "habrá que sacar el pañuelo porque son muy emotivos". "Con esta obra de lo que se trata es de acercar a todo el público toda esa cultura musical que había en España en aquel momento a través de una obra que perfectamente se podría trasladar al hoy con temas como el exilio. Realmente es un homenaje a aquellas personas que tuvieron que marcharse del sitio que amaban", ha culminado.