Las librerías aragonesas exigen el pago inmediato de los importes adeudados en concepto de becas

Las librerías afiliadas a FAGAL (Federación Aragonesa de Gremios y Asociaciones de Librerías) exigen el ingreso inmediato de los importes adeudados correspondientes a las ayudas de material curricular y un compromiso firme, público y veraz de la Administración
libros
photo_camera Las librerías exigen un compromiso firme en las ayudas del material curricular

Las librerías aragonesas sufren repetidamente una situación de impago prolongado de las facturas correspondientes a las ayudas de material curricular que anualmente han puesto en marcha los distintos departamentos de Educación.

Tras unos primeros años de ajustes y mejoras en los plazos de pago, en febrero del año 2015, el Gobierno de Aragón abonó a mediados de mes el importe total de las becas a las librerías "que habíamos suministrado en el mes de septiembre anterior los libros a las familias. Este es el punto de inflexión", señalan en un comunicado.

"Sabemos que los trámites administrativos conllevan un plazo, pero antes nos pagaban las becas de los libros en febrero-marzo y ahora se ha creado un precedente de que se paguen en abril-mayo, siete meses después del comienzo del curso escolar. Nuestra intención es tener un encuentro con la Administración para que nos den alguna solución", explica Óscar Martín, presidente de la Asociación Provincial de Librerías de Zaragoza.

Óscar Martín: "Nuestra intención es tener un encuentro con la Administración para que nos den alguna solución"

Desde 2016 sufren un aumento en los plazos de pago con un catálogo variado y surtido de excusas (intervención, falta de personal, pandemia, tesorería…). Las promesas de solucionar este tema se suceden "para desvanecerse en cuanto salimos de las sucesivas reuniones mantenidas con los distintos responsables".

Desde los primeros años de este plan de ayudas, los pagos se han dividido en dos partes (al imputarse el gasto en un periodo plurianual): entre finales de enero y febrero se abonaba una pequeña parte del importe total (nunca más de un 20%). Este porcentaje ha ido disminuyendo en los años siguientes a 2016 hasta desaparecer en los dos últimos ejercicios "tres si contamos este".

A las librerías se nos está dilatando el pago cada año más

En innumerables ocasiones han solicitado a los distintos departamentos de Educación que ese primer pago se fuera aumentando presupuestariamente para así llegar poco a poco a incluir la totalidad de la cuantía de las becas en este primer pago y llevar a cero el segundo. "Si nos remitimos a los datos, no hay duda, a las librerías se nos está dilatando el pago cada año más", lamentan.

REUNIÓN EN FEBRERO

El 9 de febrero de 2024, representantes de las asociaciones provinciales de librerías se reunieron con responsables de becas del Gobierno de Aragón. "Se nos prometió que antes de final de marzo de 2024 los importes estarían ingresados en las cuentas de las librerías. Con el cambio de gestión en el Gobierno de Aragón, las librerías deseábamos que esta vez fuera cierto. Desgraciadamente no ha sido así, una vez más", por lo que la decepción, el desánimo y la frustración se ceban a diario en las libreras y libreros aragoneses que ven cómo se les castiga sin motivo aparente.

Tras celebrar el Día del Libro y recibir otro catálogo de respuestas vanas, "no comprendemos esta actitud discriminatoria que mina al pequeño comercio aragonés y, en especial, a la red de librerías (envidiada en muchas otras regiones).

FAGAL PIDE EL INGRESO INMEDIATO

Las librerías aragonesas afiliadas a FAGAL (Federación Aragonesa de Gremios y Asociaciones de Librerías) exigen el ingreso inmediato de los importes adeudados a las librerías aragonesas del curso 2023/24 y un compromiso firme, público y veraz que establezca en la normativa de ayudas de material curricular un plazo de pago a las librerías que no exceda del 31 de diciembre del año en que comience el curso escolar, "no pedimos más de lo que se hace en otras comunidades autónomas", concluyen.