Leonardo Padura en Zaragoza: “La libertad de expresión está en peligro”

Leonardo Padura ha visitado esta mañana la Universidad de Zaragoza coincidiendo con el 150 Aniversario de los estudios de José Martí
WhatsApp-Image-2024-03-01-at-13.29
photo_camera Leonardo Padura ha visitado esta mañana la Universidad de Zaragoza coincidiendo con el 150 Aniversario de los estudios de José Martí.

Ganador del Premio Princesa de Asturias en 2015 y autor de “El hombre que amaba a los perros”, el prestigioso escritor, novelista, guionista y ensayista cubano Leonardo Padura (1955) ha visitado esta mañana la Universidad de Zaragoza coincidiendo con el 150 Aniversario de los estudios de José Martí.

Se trata de uno de los novelistas más prestigiosos de las letras hispánicas y ha sido el protagonista de unas jornadas en las que ha conversado sobre la censura, la autocensura y la cancelación y ha recibido el diploma “Franco, fiero, fiel, sin saña”, con el que la Universidad ha querido reconocer su destacado papel en el ámbito de las relaciones culturales hispano- cubanas. Una relación con Zaragoza que viene de lejos ya que hace diez años fue premiado con el Premio Internacional de Novela Histórica Ciudad de Zaragoza.

El lema de este diploma de reconocimiento procede de los Versos sencillos que José Martí dedicó a Aragón: "Para Aragón, en España / Tengo yo en mi corazón / Un lugar todo Aragón / Franco, fiero, fiel, sin saña”. Desde primera hora de la mañana, la sala Pilar Sinués ha sido testigo de unas jornadas de homenaje a Padura que arrancaban con la profesora Rosa Pellicer y una charla que giraba en torno a “Leonardo Padura y el género policiaco”. Un poco más tarde iba a dar comienzo el plato fuerte de la sesión con la conferencia pronunciada por Padura: “Censura, autocensura y cancelación”.

CENSURA, AUTOCENSURA Y CANCELACIÓN

“El respeto a la libertad y al pensamiento ajeno aun del ente más infeliz en mi fanatismo. Si muero o me matan será por eso”, de esta manera, citando a José Martí, comenzaba su conferencia Leonardo Padura. En todo momento mostrándose muy cercano con todos los espectadores que se habían acercado a escuchar lo que el escritor cubano iba a contar aquella mañana.

Un poco antes rompía el hielo con esa extraña diferenciación que se hace en España entre cuándo es por la tarde y cuándo es por la noche y que en ocasiones al escritor le resultaba muy confuso. Siguiendo con las anécdotas iniciales, recordaba una entrevista que había concedido antes de su llegada a la conferencia en la que se le preguntaba por su pasaporte español y cómo eso le abría las puertas a poder viajar con mayor libertad, aunque reconocía que su relación cultural con España “es anterior a la de tener el pasaporte”.

“Como escritor soy cubano y pertenezco a un ámbito cultural que ha determinado toda mi vida. Una pertenencia a una norma lingüística cubana, mantillera (su barrio) que determinan esa pertenencia cultural y esto creo que es muy importante para un escritor. La pertenencia es algo que es esencial y que es intransferible”, explicaba el escritor.

Entre citas célebres y momentos determinantes de la historia de su Cuba natal o de la Alemania Nazi ha ido desgranando cómo la censura, la autocensura o la cancelación ha estado presente en todo el mundo a lo largo de toda la historia. El que es considerado como uno de los más notables escritores contemporáneos cubanos ha hecho hincapié en cómo a través de sus novelas “intenta reflejar una manera de entender la vida”, y ha mostrado su preocupación ante una realidad "cada vez más censurada".

Además de su conferencia, Padura ha tenido el placer de ver con sus propios ojos e incluso de “tocarlo sin guantes”, como ha reconocido entre risas, el expediente de José Martí quien en 1874 obtuvo las licenciaturas de Filosofía y Letras y, también, Derecho en esta Universidad.

Durante la hora que ha durado su intervención, punto por punto, Leonardo Padura ha seguido con los ejemplos que representaban de qué manera ámbitos como la cultura se han puesto en peligro debido a esa censura y cancelación. “La literatura está en peligro”, “Vamos hacia la tergiversación del pensamiento”, ha llegado a decir durante su conferencia.

“La solución no puede ser la diversidad por decreto”, explicaba durante su intervención en un momento en el que temas como el racismo norteamericano o la gala de los premios Oscar salían a la luz.

“Está en peligro la libertad de expresión”, “La libertad de expresión solo debería tener límites éticos”, concluía así una conferencia en la que lanzaba una pregunta a los espectadores: “¿Quién pone los límites?”. Tras esto, terminaba con una cita que le valía los aplausos del público: “Nadie puede proclamarse el dueño de la verdad única e indiscutible. Nadie debería indicarme qué debo o no debo leer, entre otras decisiones. El resto es censura y la censura es cancelación, no ya de un artista o de un individuo, sino de ese derecho humano que llamamos libertad”.