Las artes escénicas de Zaragoza se convierten en inclusivas con el Festival Dispar

La diversidad funcional y las artes escénicas se abrazan en un espacio de exhibición y sensibilización, una vez más, en el Festival Dispar organizado por Pares Sueltos. Es la tercera edición de este festival en el que participan personas con diversidad funcional. El ciclo combina la exhibición de danza contemporánea, la formación para colegios y talleres de danza. Durante cuatro días, del 25 al 29 de octubre, diferentes espacios de la ciudad se convertirán en el escenario que acoja compañías de danza nacionales de la cultura inclusiva.

El festival comenzará el miércoles 25 en el Centro Cívico Sánchez Punter con una actividad didáctica para alumnos de centros educativos con el fin de hacer reflexionar a los jóvenes: “Se trata de abrir una ventanita a la danza inclusiva en Zaragoza y más allá, el objetivo es despertar en el alumnado la curiosidad de qué es la danza y quiénes pueden bailar”, ha remarcado la co-fundadora de Pares Sueltos, Violeta Fatás. Tras la visualización de un cortometraje documental, actuará la compañía de danza de Pares Sueltos.

Destaca la velada de danza que tendrá lugar el 28 de octubre en la que los asistentes tendrán la oportunidad de conocer a cuatro compañías nacionales de danza con elencos inclusivos. Fatás ha explicado también que siempre intenta traer a artistas locales con diversidad funcional como es el caso de la bailarina zaragozana con diversidad visual Ana Urréjola.

La novedad de este año es que el festival sale de la capital y llega a Utebo, donde se celebrará un espectáculo de danza contemporánea el 27 de octubre. Dentro del resto de la programación del festival se impartirán talleres de formación abiertos a todo tipo de público para aprender a bailar e improvisar los días 25 y 29 de octubre.

La consejera de Cultura, Educación y Turismo del Ayuntamiento de Zaragoza, Sara Fernández, ha puesto en valor la cultura accesible para todos “no solamente en el acto artístico, sino también en todos los talleres y actividades que están incluidos en la programación del festival que, al fin y al cabo, nos llevan a reflexionar sobre la evolución que la inclusividad y la accesibilidad tiene que tener en las personas con discapacidad en el mundo artístico”.

El Festival Dispar está cofinanciado por Zaragoza Cultural. Tiene como colaboradores a entidades locales como Centro Cívico Río Ebro, Etopía, Fundación Zaragoza Ciudad del Conocimiento y Trayectos Danza. Este año se han sumado nuevos como el Ayuntamiento de Utebo, Sin Tregua Comunicación y el Centro Cívico Sánchez Punter.