“Jondo” sube al escenario del Principal a los personajes de Lorca a través de la danza y el canto

El espectáculo de danza flamenca y contemporánea “Jondo” llega al Teatro Principal del 1 al 4 de febrero
portada-jondo
photo_camera El espectáculo de danza flamenca y contemporánea “Jondo” se subirá al escenario del Teatro Principal durante cuatro días.

Basado en los personajes de la obra de Lorca, "Jondo" es una pieza de flamenco contemporáneo que se hizo para conmemorar el primer festival de cante jondo de España que se hizo en Granada en 1922. Junto con otros intelectuales de la época, Falla y Lorca fueron los creadores de un certamen que se convertiría años después en este espectáculo, llamado así por ese festival, que fusiona la danza y el canto en una pieza única que ahora aterriza en el Teatro Principal de Zaragoza del 1 al 4 de febrero.

El espectáculo de danza flamenca y contemporánea “Jondo” se subirá al escenario del Teatro Principal durante cuatro días y contará con la participación de Carmen Linares al cante y Eduardo Guerrero como primer bailarín. Se trata de una creación que cuenta con cinco cuadros, prólogo y epílogo a partir de los personajes de la obra literaria de Federico García Lorca.

El Teatro Principal ha acogido esta mañana la presentación de una obra que tal y como recordaba el gerente del Patronato Municipal, José María Turmo, ya tuvo el placer de disfrutar de Jondo en los Jardines del Generalife en Granada en la edición 21 donde se conmemoraba el primer centenario del Concurso de Cante Jondo de 1992.

Una obra que la consejera de Cultura, Sara Fernández, calificaba de “una delicia”. “Quisimos coger cinco personajes muy concretos, pero no el personaje en sí, sino como momentos profundos del personaje”, explicaba la directora de la dramaturgia, Triana Lorite. Tampoco han faltado a esta presentación el coreógrafo y primer bailarín, Eduardo Linares y la cantaora, Carmen Linares que en este proyecto se sentía en sus propias palabras “como pez en el agua”.

jondo-4
Basado en los personajes de la obra de Lorca, "Jondo" es una pieza de flamenco contemporáneo que se hizo para conmemorar el primer festival de cante jondo de España.

“Jondo es un profundo arte en batalla. No es un remiendo flamenco con peligro de convertirse en moda. Es un trabajo que ha involucrado nuestro ser, que ha unido a un equipo diverso en varias partes del mundo: Israel, Francia, Rumanía, Andalucía, Madrid…Es una propuesta escénica que nos ha traído a casa y nos ha hecho enfrentarnos a sentimientos puros, permitiéndonos madurar profundamente en el poco, pero intenso tiempo que hemos tenido para realizar su creación”, explicaban los artistas.

SOBRE JONDO

Jondo es una historia de amor…Cinco cuadros de danza para cinco personajes de la literatura de Lorca que comparten, con el Cante Jondo, la tragedia sin destinatario y los derrames de su música que intervienen en la pena con quien observa y escucha esta expresión social y racial de orígenes borrosos, revueltos entre una queja de desdichas seculares, como el amor.

jondo-3
El espectáculo de danza flamenca y contemporánea “Jondo” se subirá al escenario del Teatro Principal durante cuatro días.

Cinco personajes, amantes sin ser amados: Rosita, Don Perlimplín, Mariana, Adela y El Director. Todos con un punto frágil en común: el desamor en el Jondo como antídoto de una inexistencia; como una extraña religión humanista que venera a la humanidad y el arte porque expresa lo más profundo; el grito desgarrador que libera y pone en valor las relaciones humanas; alguien canta y otros escuchan. La danza y la música son como el escueto objeto de perspectiva que alivia el dolor que también pertenece a la vida.

Jondo es un espectáculo compuesto por un prólogo, cinco cuadros y un epílogo, que presenta a cinco personajes lorquíanos, todos con un punto frágil en común: el desamor en el Jondo como antídoto de una inexistencia. Personajes conscientes y comprometidos con el agnóstico reino lorquiano donde Don Perlimplín se suicida y Adela prefiere morir a no amar… Mariana es devorada por su propia resistencia; Rosita se olvida de sí misma y su impulso, y El Director ahora es un sincero robot del siglo pasado.

CINCO CUADROS, UN EPÍLOGO Y UN PRÓLOGO

Jondo es una puesta en escena de danza flamenca dividida en cinco cuadros con prólogo y epílogo, donde cada uno de los cuadros está protagonizado por un personaje de la obra de Federico García Lorca. El primer cuadro está inspirado en el personaje de Doña Rosita, un segundo cuadro inspirado en la obra de teatro El amor de Don Perlimplin y Belisa en su jardín. El tercer cuadro se inspira en Mariana, un cuarto cuadro inspirado en Adela y un quinto y último cuadro en El Director.

ESTRUCTURA LITERARIA

La estructura literaria de la pieza se divide entre Cinco Cuadros, con Prólogo y Epílogo. El Prólogo y el Epílogo están inspirados en el Primer Concurso de Cante Jondo que ocurrió en Granada en 1922. La creación del concurso fue iniciativa de Falla y Lorca, entre otros intelectuales de la época. En un contexto sociológico, este concurso deseaba salvar la canción primitiva y popular, creada por el pueblo andaluz de intensas y elementales emociones. Lorca y Falla reivindicaron el Cante Jondo como una música supranacional, insistiendo en la trascendencia histórica y artística porque, al defender lo tradicional, también defendían la contemporaneidad del género.

JONDO Y EL DESAMOR

Este concepto de profundidad, de mirar en los adentros, en las entrañas de los personajes lorquianos y en la estructurada defensa que hace Federico García Lorca del Cante Jondo, es nuestra partida, nuestra búsqueda, nuestra concepción de Lorca; en definitiva, nuestro espectáculo.

El amor en estos personajes es una condena preliminar. Los motivos que petrifican el consciente para oscurecer la voluntad, injusticia del corazón, la pérdida de libertada sin resistencia, se condensa en la síntesis del no ser amados. De todos los personajes y también los poemas elegidos de Lorca para crear Jondo son un misterio cosmogónico que, con un cofre enigmático, los hemos ido encontrando en nuestro proceso de creación. El espectáculo cuenta con una puesta en escena idealista del objetivo que movió al poeta y dramaturgo granadino para defender, ya no sólo el Cante Jondo, sino también la libertad y la propia autodeterminación en la vida.