Hallado un retrato oculto bajo una obra maestra de Goya

Un innovador método para examinar pinturas ha dejado al descubierto la existencia de un retrato oculto en el "Retrato de Don Ramón Satué", una de las piezas maestras de Goya. Aunque no es completamente legible, podría ser José Bonaparte o uno de los generales franceses que los acompañaban.

Zaragoza.- El “Retrato de Don Ramón Satué”, una de las piezas maestras de Francisco de Goya y la única que pintó éste en los Países Bajos, esconde bajo su apariencia un retrato oculto que ha sido descubierto por un innovador método de rayos x desarrollado por la Universidad de Amberes y la Universidad Tecnológica de Delft.

Esta técnica se ha puesto en marcha por investigadores del museo Rijksmuseum de Ámsterdam y ha revelado que debajo de la postura casual sobre la que se proyecta el juez español Ramón Satué, que data de 1823, existe un retrato más formal de un hombre llevando un uniforme perteneciente a la orden de José Bonaparte que fue pintado entre 1809 y 1813.

Aunque el retrato no es complemente legible, podría pertenecer a José Bonaparte o a uno de los generales franceses que le acompañaron. Probablemente, el retrato se dejó sobre las manos de Goya cuando el ejército francés fue expulsado de España en 1813 y Fernando VII restaurado al trono. Diez años más tarde, Goya había tenido una buena razón para cubrirlo, ya que temía represalias por parte de éste cuando instauró el absolutismo al haber apoyado la Constitución de 1820.