Fernando Tejero, Dani Muriel y Mabel del Pozo se suben a las tablas del Principal con "Camino al zoo"

La obra, adaptación de la original de Edward Albee, se representará desde hoy y hasta el domingo en el Principal
Camino-al-zoo
photo_camera La obra es una reflexión sobre la condición humana


Edward Albee escribió con poco más de 20 años "Historia del zoo". Más de 40 años más tarde haría lo propio con "En casa". De la combinación de ambas obras nació "Camino al zoo", una historia de vida cruda y realista nunca antes representada en España. Hasta ahora. Con adaptación de Juan Carlos Rubio, la propuesta aterriza desde hoy y hasta el domingo en el Teatro Principal con Fernando Tejero, Mabel del Pozo y Dani Muriel sobre las tablas. Una propuesta de la que poco se ha contado este jueves en la presentación en el coliseo y es que ahí es donde vive la magia del teatro: en la sorpresa.

Por lo pronto, lo único que se puede desvelar es que Peter (Fernando Tejero) y Ann (Mabel del Pozo) son un matrimonio hastiado y sacudido por la incomunicación y la soledad. Un día, Peter decide ir al zoológico de Central Park donde conoce a Jerry (Dani Muriel), un tipo excéntrico y de lo más peculiar que le obligará a escuchar todas sus historias de vida, incluso la más espeluznante de todas: el motivo de su visita real al zoo.

"Este texto es un fragmento de vida, de la vida que todos tenemos, algo con lo que los espectadores se pueden sentir muy identificados. La realidad es que es una obra muy dura que ha tenido que ser metida en el embudo de la comedia para que no fuese demasiado hiriente. Aunque la realidad es que es hiriente a pesar de ello", contaba este jueves Fernando Tejero en el Principal. El archiconocido actor se identifica con su personaje en tanto en cuanto "todos en algún momento hemos dejado de ser felices nosotros para hacer felices al resto. Todo hemos sido personas que no éramos por agradar al resto", añade.

Algo más de media hora y una escenografía sencilla son todo lo que necesitan los tres actores para hacer reflexionar a los asistentes sobre la condición humana, el animal que todos llevamos dentro y, en general, la vida. "La realidad es que es una función muy difícil de hacer. Es algo abstracto pero a la vez muy real. Es comedia negra, drama y teatro del absurdo a la vez que plantea dudas existenciales", contaba Mabel del Pozo. A ella, su personaje Ann le había hecho preguntarse muchas cosas. "Ella es una persona insatisfecha que vive en una jaula, atrapada en un matrimonio que no le hace feliz. Y yo que soy todo lo contrario, que vivo libre y me dedico al teatro me di cuenta de que también tenía insatisfacción", contaba.

Dani Muriel aseguraba entre risas la enseñanza que se llevaba de la obra es no acercarse nunca a un desconocido en un banco. Bromas aparte para él lo más importante es "sacar el animal que todos llevamos dentro". "Tenemos que recuperar el animal que hemos perdido. Nos hemos domesticado y hay una parte muy bonita para el ser humano pero que también hay una parte animal que la perdemos y que llevada a un buen lugar es algo muy positivo y muy necesario".

Esta obra de "teatro en mayúsculas", en palabras de la consejera de Cultura, Sara Fernández, se representará desde este jueves y hasta el sábado a las 20.00 y el domingo a las 19.00 horas.