Femme Sapiens o cómo hablar de arte desde una mirada feminista a casi 300.000 seguidores

La divulgadora Helena Sotoca ha dado una charla este viernes en el Museo Pablo Gargallo dentro del ciclo "Museos y Mujeres"
femme-sapiens
photo_camera La divulgadora hace contenido en redes sociales

Lo mismo te descubre que toda tu vida has estado equivocado pensando que lo que mordió Eva en el Paraíso no era una manzana que te analiza la paradoja que Magritte plasmó en su obra "Ce n'est past une pipe" (en la que, efectivamente, había una pipa dibujada) o te introduce en el apasionante mundo de las vestales. O, lo que es lo mismo, unas sacerdotisas que en la Antigua Roma tenían un estatus altísimo y eran las encargadas de mantener encendido el fuego de la diosa Vesta. Y precisamente de esto último ha hablado Helena Sotoca (más conocida como Femme Sapiens en redes sociales) en el Museo Pablo Gargallo de Zaragoza este viernes en el marco de las actividades de la tercera edición de Museos y Mujeres. Y es que, como la iniciativa, lo que mueve a la divulgadora es contar la historia del arte desde una perspectiva feminista.

 

Y contarlo lo cuenta y mucho y ante un público muy fiel, pues acumula casi 300.000 seguidores (94% mujeres) en una cuenta que nació casi por casualidad. "Estudié Historia del Arte y con otras mujeres llevábamos una revista digital que se llamaba Femme Sapiens y allí escribíamos artículos, investigaciones, etc. Al final acababa dirigiéndola yo sola y se convirtió en un segundo trabajo porque por aquel momento estaba trabajando en la Orquesta Sinfónica del Gran Teatre del Liceu. Pensamos mucho en cerrarla pero como las redes sociales ya estaban creadas pues empecé a subir memes y un poco de todo y hasta ahora", cuenta Helena Sotoca.

La divulgadora ha estado hoy en el Pablo Gargallo
La divulgadora ha estado hoy en el Pablo Gargallo

Ese "poco de todo" engloba desde reflexiones (en formato reel) acerca de la utilidad del arte hoy en día, memes utilizando algunos de los lienzos más conocidos o análisis de las obras de pintores como Antonio Fillol el que dice, tenía "un poquito de conciencia feminista". También hace viajes por la historia contando, por ejemplo, el caso de Juana I de Castilla y cómo los artistas románticos manejaron y moldearon un poquito su historia hasta que se convirtió en "Juana La Loca". Un contenido "muy de nicho" pero que mantiene enganchado a su público.

"No ha sido un crecimiento como el de una cuenta súper viral pero sí que ha habido un interés que se mantiene. Es curioso pero al final el arte forma parte de la cultura y la cultura es un tema que nos interesa a todas y especialmente desde una perspectiva feminista. Todas en algún momento hemos podido ir a un museo y notar la falta de mujeres artistas o ver cómo se muestra a las mujeres en los cuadros que admiramos. Además, aunque yo hable de un cuadro que tiene 500 años estos pueden conectar y se relacionan con problemáticas del hoy", explica.

La divulgadora también comparte sus inquietudes como en ese storie en el que se lamentaba de ver a un grupo de chavales deslizando y deslizando sin parar en una pantalla un contenido que, a todas luces, no les aportaría nada. "Jamás criticaré las redes sociales porque me parecen un lugar que ha democratizado básicamente la forma de comunicar. Antes el poder lo tenían los medios y ahora tú desde tu casa puedes hacerlo. Per se no tienen nada de malo sino que tiene mucho que ver el tipo de contenido de mierda, perdón por la expresión, que consumimos y digo consumimos porque yo muchas veces también me he visto en esa rueda y he dicho: sal de aquí". Ella, por su parte, pone su granito de arena aportando, "o al menos intentando hacerlo", "contenido de valor, algo con lo que aprendas, quiero que la gente cuando vea un vídeo mío no lo sienta como algo anodino".

Enamorada del Renacimiento en toda su magnitud y concienciada, entre otras cosas, con desmitificar a los genios en el arte (Picasso, cuenta, por ejemplo, fue un maltratador y Caravaggio un asesino) Helena Sotoca también escribe en medios de comunicación, da charlas y conferencias y maneja una página web en la que habla de todo y nada a la vez. "A veces saco sesiones para hablar de temas sobre cómo las mujeres y las flores están relacionadas en el arte, la violencia sexual en la pintura o escultura, etc".