El "Nessum dorma" hará vibrar el Principal con el estreno nacional de "Turandot" en Zaragoza

Turandot
photo_camera La obra se podrá ver del 4 al 6 de marzo

Es una de las grandes obras maestras de Puccini y la causante de que La Scala de Milán tuviese el primer bis de la historia del coliseo con la interpretación del "Nessum Dorma" por Miguel Fleta. "Turandot" es un viaje al exotismo de la lejana China, un canto a las pasiones de una fría princesa que se deja llevar por el amor de Calaf. "Turandot" es, en palabras del gerente del Patronato de Artes Escénicas, José María Turmo, "un prodigio" y uno de los "espectáculos más grandes que puede acoger un coliseo como este". Ese coliseo es el Teatro Principal de Zaragoza que es el elegido para el estreno nacional de esta súper producción de Ópera 2001. Será del 4 al 6 de marzo cuando los espectadores podrán sumergirse en la conocidísima ópera de Puccini antes de que comience una ambiciosa gira nacional e internacional que acabará, previsiblemente, en París.

Los tenores Eduardo Sandoval y David Baños como Calaf y las sopranos Mélanie Moussay, Chrystelle Di Marco como Turandot harán enmudecer al público con una ópera que es "absolutamente colosal". A este reparto se unirán las sopranos Gabrielle Philiponet y Yeonjoo Park en el papel de Liu. Con una pantalla sobre el escenario en la que se traducirá simultáneamente cada una de las piezas que se interpretarán, "Turandot" llega a Zaragoza después de "muchos años sin hacer un estreno en la ciudad", tal como ha dicho el director artístico Luis Miguel Lainz.

"Turandot es un viaje a China, el exotismo, la historia de una princesa fría que luego se vuelve más frágil cuando conoce el amor. Habla precisamente de eso y también del desamor y las pasiones", ha explicado. La ópera está dividida en tres actos, el primero al pie del muro de Pekín donde Turandot cuenta que elegirá como esposo a aquel que resuelva tres enigmas. El segundo presenta a un Calaf que logra adivinar los enigmas para esposarse con Turandot. Eso sí, lo hará con una condición: que ella logre adivinar su nombre antes del amanecer. Si el tercer acto acabase como la ópera que compuso Puccini lo haría con Liú clavándose un cuchillo para no desvelar el nombre de Calaf. Sin embargo, la ópera sigue, aunque será el espectador quién descubra cómo.

Fue en 1926 cuando el mundo pudo ver por primera vez un "Turandot" que Puccini puso en la voz del aragonés Miguel Fleta como tenor principal una vez que ambos superaron sus diferencias. Lo haría en La Scala de Milán ante un lleno absoluto. Lleno como el que tendrá el Teatro Principal en estos días ya que las entradas están prácticamente vendidas, tal como han dicho en la rueda de prensa.

Así, del 4 al 6 de marzo, "Turandot" hará vibrar el Principal con las mejores voces del panorama nacional e internacional siguiendo la estela de Puccini.