El centro cívico Universidad acoge esta Navidad el musical infantil "Un día sin pantallas"

actuación capitán mundo
photo_camera La actuación se representará los días 22, 23, 28, 29 y 30 de diciembre en este equipamiento municipal a las 18.00 horas

El centro cívico Universidad acoge estas Navidades el musical “Un día sin pantallas”, un espectáculo de Capitán Mundo que ofrece música, baile, aventuras y diversión para los más pequeños. La actuación se representará los días 22, 23, 28, 29 y 30 de diciembre en este equipamiento municipal a las 18.00 horas, excepto el día 29 que será a las 12.00 del mediodía.

Las entradas ya están a la venta en aragontickets.com por un precio de 12 euros con descuentos especiales para grupos de más de cuatro personas. Habrá también entradas a la venta en taquilla una hora antes del espectáculo por un coste de 15 euros. Tras las actuaciones en Zaragoza esta Navidad, “Un día sin pantallas” iniciará una gira por numerosas localidades aragonesas durante el 2024.

CAPITÁN MUNDO

El público familiar podrá disfrutar del espectáculo de Capitán Mundo, que estará acompañado por los protagonistas de las canciones de su disco “Jugamos a cantar” y contará con la colaboración especial de dos de los cabezudos de Zaragoza más queridos por los niños, El Morico y La Forana.

El musical, de producción cien por cien aragonesa, cuenta con Susana Martínez en la dirección y el dramaturgo Alberto Castrillo en el guion. El Capitán Mundo y sus amigos compartirán escenario con el Coro Amici Musicae Infantil y los coros de los colegios Juan Pablo Bonet y Andrés Oliván, además de los jóvenes actores de la Escuela Municipal de Teatro de Zaragoza Andrea Baztán, Sara Lapiedra y Adrián Lou.

Con el lema “¡Capitán Mundo somos todos!”, el musical promueve la participación de las niñas y los niños, de tal forma que el escenario se convertirá en un gran campo de juegos, en el que todos serán amigos en busca de aventuras emocionantes. Los más pequeños podrán formar parte de las actuaciones bailando las coreografías, cantando, jugando e incluso podrán acudir disfrazados. El objetivo es que disfruten, sean creativos y descubran lo divertido que es compartir con la familia y los amigos la música, el baile y el teatro.

Basado en las canciones del segundo disco de Capitán Mundo, “Juguemos a cantar”, cada canción es una aventura a un país o una época diferente, en la que los pequeños son protagonistas en compañía de personajes pintorescos y divertidos. Recorrerán el mundo con un circo loco, pescarán con un esquimal, bailarán con un cromañón, convivirán con unos monstruos muy divertidos, participarán en un grupo de superhéroes, o ayudarán a un faraón obsesionado por las pirámides. Los pequeños pueden escuchar previamente las canciones en el canal de YouTube de Capitan Mundo Infantil y aprendérselas, así podrán disfrutar y participar mucho más del musical.

Además de ser divertidas e inspiradoras, las canciones hablan de emociones y valores importantes: la amistad, la libertad, la valentía, la creatividad, lo bonito que es compartir, jugar al aire libre, bailar, ayudar a los demás, conocer y respetar las diferencias.

Las canciones están compuestas en una gran variedad de estilos musicales distintos de países de todo el mundo, siempre buscando los ritmos más animados y bailables. En las diez piezas se escucha jiga, tarantela, rock, swing, rumba, merengue, reggae…

La intención del espectáculo es estimular a los niños y niñas con una historia divertida para que dejen por un rato las pantallas y se acerquen a la música de una manera natural y festiva.

UN DÍA SIN PANTALLAS

“Un día sin pantallas” forma parte del proyecto artístico liderado por Luis Miguel Bajén, reconocido músico y compositor, miembro del grupo aragonés de folk Biella Nuei. Con el seudónimo artístico “Capitán Mundo”, Bajén se dirige ahora al público infantil con el objetivo de mejorar la educación artística de los niños a través de la música, la danza y el teatro.

El pasado 8 de octubre actuó en la Plaza del Pilar durante las fiestas de Zaragoza, tocando los temas de su segundo disco “Jugamos a cantar”. El concierto fue un éxito de público con 9.000 personas, uno de los más populares según datos del Ayuntamiento de Zaragoza. Niños mayores cantaron y bailaron las coreografías de “Capitán Mundo”, que estuvo acompañado también en el escenario por la comparsa de cabezudos de Zaragoza y del coro infantil Amici Musicae.