La efeméride aragonesa del 21 de febrero recuerda al fundador del Monasterio de Veruela, Pedro de Atarés

Pedro de Atarés fue un noble perteneciente a la familia real de Aragón al ser nieto del conde Sancho Ramírez, hijo bastardo del rey Ramiro I
Monasterio-de-Veruela-efemeride
photo_camera La efeméride aragonesa del 21 de febrero recuerda la muerte de Pedro de Atarés en Borja en 1151

La efeméride aragonesa destacada del día recuerda que hoy, 21 de febrero, pero de 1151, falleció Pedro de Atarés en Borja. Este noble, perteneciente a la familia real de Aragón, era hijo de García Sánchez, señor de Aibar, Atarés y Javierrelatre, y nieto del conde Sancho Ramírez, hijo bastardo del rey Ramiro I. Su madre, Teresa Cajal, vinculaba a Pedro con una de las familias más influyentes del reino, siendo hermana de Fortún Garcés Cajal, un poderoso ricohombre aragonés. Pedro de Atarés se distinguió en su época por su señorío sobre Atarés y Javierrelatre, heredados de su padre, y sobre Borja, obtenido gracias a la donación del rey Alfonso VII de Castilla en 1134.

Su vida estuvo marcada por la ambición y las intrigas políticas, especialmente tras la muerte del rey Alfonso el Batallador, momento en el cual Pedro de Atarés se convirtió en uno de los pretendientes al trono de Aragón. Sin embargo, su aspiración se vio frustrada cuando los nobles del reino, disconformes con su arrogancia, optaron por elevar al trono a Ramiro II el Monje. La Crónica de San Juan de la Peña narra cómo, a pesar de la casi unánime decisión inicial de nombrarlo rey, la soberbia de Pedro provocó el rechazo de muchos, incluidos poderosos nobles que finalmente apoyaron a Ramiro II, desencadenando así su declive político.

Entre sus legados más perdurables se encuentra la fundación del Real Monasterio de Santa María de Veruela en 1146, el más antiguo de la orden cisterciense en Aragón. Este acto de devoción, realizado junto a su madre, no solo refleja su fe, sino también su deseo de establecer un legado duradero más allá de las luchas por el poder. El monasterio, ubicado en un paraje idílico cerca de la Vera de Moncayo, se convirtió en un centro espiritual importante y en lugar de sepultura para Pedro y su madre, así como para futuros miembros de la Casa de Luna, aliados políticos de su causa.

Pedro de Atarés falleció sin dejar descendencia, cerrando así un capítulo de la historia aragonesa. Sin embargo, su muerte no marcó el fin de su influencia. Siglos después, los Borja, buscando enaltecer su linaje, se inventarían una descendencia que los ligaba a este noble, a pesar de ser una afirmación carente de veracidad. Este intento de apropiación de su legado destaca la importancia simbólica de Pedro de Atarés en la historia y la nobleza de Aragón, aunque su final fue marcado por la controversia y la derrota en sus aspiraciones reales.

¿QUÉ ES UNA EFEMÉRIDE?

Una efeméride es una fecha o evento importante que se celebra o recuerda en una determinada fecha del año. Por lo general, se trata de aniversarios de eventos históricos, descubrimientos importantes, cumpleaños de personajes célebres, fechas religiosas o conmemoraciones de eventos nacionales.

Las efemérides pueden ser conmemorativas, educativas o simplemente informativas. Algunas efemérides son de importancia global, mientras que otras pueden ser más relevantes a nivel local o regional. Las efemérides son una manera importante de recordar nuestro pasado y reflexionar sobre su significado para el presente y el futuro.