Una comedia de enredos amorosos de Shakespeare aterriza en el Teatro del Mercado de Zaragoza

La comedia de Shakespeare, "Noche de Reyes", aterriza en el Teatro del Mercado del 11 al 14 de abril
noche-de-reyes-2
photo_camera La comedia de Shakespeare, "Noche de Reyes", aterriza en el Teatro del Mercado del 11 al 14 de abril.

La fascinación de Shakespeare por Italia es de sobra conocida. El amor trágico de Romeo y Julieta, las aventuras de los Dos Hidalgos de Verona, la apasionante historia del Mercader de Venecia, Cuento de invierno y Mucho ruido y pocas nueces, por no hablar de Julio César, Othelo, Marco Antonio y Cleopatra. Y así hasta quince obras hablan de temas italianos y se ambientan en exóticos lugares, divertidos y misteriosos. Un lugar casi onírico en el que durante todo el fin de semana se transformará el Teatro del Mercado de Zaragoza.

Dos de las compañías con mayor reputación en las artes escénicas aragonesas, Nasú Teatro y El Gato Negro, estrenan “Noche de Reyes”. Esta comedia de enredos, escrita por William Shakespeare y dirigida por Alberto Castrillo-Ferrer, está protagonizada por Irene Alquézar, David Ardid, Gema Cruz, Alfonso Pablo, Blanca Carvajal y Luis Rabanaque. La obra se representará en el Teatro del Mercado los días 11, 12 y 13 de abril a las 20.00 horas y el 14, a las 19.00 horas. Las entradas se pueden adquirir en taquilla y en la página web https://teatrodelmercadozaragoza.com/noche-de-reyes-2/.

“Dadme dos bastidores, cuatro tablas, dos actores y una pasión”, dijo el Fénix de los ingenios, Lope de Vega. Y, aunque hayan pasado cuatro siglos, no se necesita más para hacer buen teatro. Esta es la filosofía que se aplica a la comedia “Noche de reyes”, más vigente que nunca. Quizá nunca se debió entrar en competencia con la narración visual que ofrece el cine, aunque parecía que en los años en que el séptimo arte bebía del teatro, podía tomar prestadas algunas de sus técnicas. Ahora, el teatro es el lugar en el que el alma del artista habla directamente al espectador, apela a su imaginación y a su poética.

La obra traslada al espectador a un tiempo mágico y un lugar exótico, que son el escenario de la comedia más rocambolesca de Shakespeare. La poesía, la carnalidad, la confusión de sexos y la locura se conjugan para mostrarnos de nuevo el crisol del género humano. Viola, una joven italiana, naufraga frente a las costas de Iliria, país enemigo.

noche-de-reyes-1
La comedia de Shakespeare, "Noche de Reyes", aterriza en el Teatro del Mercado del 11 al 14 de abril.

El Teatro Principal de Zaragoza ha acogido esta mañana la presentación de una obra que en palabras del gerente del Patronato Municipal, José María Turmo, es “la fascinación de Shakesperare por la realidad italiana”. “Ha sido un esfuerzo por las dos partes el unir a las dos compañías, el proceso de producción, de creación, la adaptación del texto y ha sido un proceso magnífico y creemos que presentamos una obra extraordinaria”, matizaba uno de los actores, David Ardid.

Una obra que en palabras de otra de las actrices protagonistas, Blanca Carvajal, “es el motivo que crea Shakespeare para que nos divirtamos y sobre todo para profundizar en esa idea de que la apariencia es una pura ilusión pero la esencia está dentro”.

Para evitar peligros se traviste en hombre, se hace llamar Sebastián, y se convierte en el paje favorito del duque Orsino. Como mujer, pronto se enamora del duque, que la acoge como hombre. ¿Saldrá del atolladero, si además otra mujer se ha enamorado de su apariencia masculina? Una espiral de situaciones cómicas, apasionadas y a veces crueles nos confrontan al deseo, al amor y a la vida.

Duques, bufones, hermanos gemelos, piratas, enamorados y cómicos. Estos son los cicerones y sus tramas entrelazadas, un juguete escénico que se ha trabajado desde el dinamismo y la estética de la Commedia dell`Arte, para acercar al público a lo que podía suponer una obra de Shakespeare ante el público de su pueblo: Stratford upon Avon.

En esta “Noche de Reyes” el lujo de las ideas sustituye a la opulencia del decorado innecesario. La belleza de lo clásico y el trabajo de los actores son el eje de la puesta en escena. En definitiva, se trata de descubrir toda la humanidad que se encuentra tras la peripecia escrita, la que hay entre palabra y palabra: el teatro. En el año 2023, donde la película que arrasó en los Premios Óscar hablaba de Multiversos y Alfaversos, el teatro debe alejarse de la gran producción imitativa y narrativa y tiene que sumirse en la imaginación del espectador.