La colección de dibujo antiguo de María Cristina de Borbón se descubre en Zaragoza

El público zaragozano tiene el privilegio de ser el primero en ver los tesoros artísticos que coleccionó María Cristina de Borbón. Un conjunto de más de 160 dibujos, estampas y libros desde el renacimiento hasta la ilustración, en los que se aprecia cómo nacen las ideas y el proceso creativo de grandes pintores como Goya, Bayeu o Flipart.

Zaragoza.- El Palacio de Sástago y Cajalón acogen desde este lunes las ideas de grandes pintores hechas papel, gracias a la presentación en primicia de la colección de dibujo antiguo de la reina María Cristina de Borbón. Un conjunto de dibujos inéditos de artistas desde el Renacimiento a la Ilustración, entre los que se encuentran joyas como una hoja con 16 cabezas caricaturescas pintadas por Goya, que “son los únicos dibujos de caricaturas que hay”, ha afirmado uno de los comisarios de la muestra, Ricardo Centellas, para quien “estas cabezas reflejan la inmediatez del estudio de los caracteres”.

Éste ha subrayado la importancia de éste género porque “todo lo que el artista piensa inmediatamente lo articula en un cuaderno, en un papel” antes de llegar a plasmarlo en las grandes obras. Así, “el proceso intelectual y el proceso técnico está plasmado en los dibujos”.

Esta característica de las obras, unida al hecho de que se descubren por primera vez al público tras dos años de trabajo de identificación, hace que el otro de sus responsables, Antonio Ansón, no haya dudado en describirla varias veces como “extraordinaria” y “excepcional”. Este comisario ha asegurado que la mostrada en Zaragoza es equiparable a las colecciones dibujo antiguo del Museo del Prado o la Fundación Lázaro Galdiano.

Y es que son muchas las obras inéditas realizadas por los principales artistas del Barroco y la Ilustración española que se pueden apreciar a partir del lunes en la capital aragonesa. Es el caso de Miguel Jacinto Meléndez, Francisco Bayeu, quien “dibujaba todas y cada una de las figuras de sus obras” según Centellas y del que se exponen 18 obras inéditas; o Mariano Salvador Maella. Además, se expone otro tesoro que comparte protagonismo con el estudio de caricaturas de Goya: un cuaderno de viaje con más de 200 dibujos obra de Charles-Joseph Flipart, pintor de cámara de Fernando VI.

La exposición “Dibujo español del Renacimiento a Goya”, que organiza la DPZ en colaboración con Cajalón, muestra también bocetos en papel de artistas españoles e italianos del siglo XVI, como Juan de Juanes, Giuseppe Cesari o Vicente Salvador Gómez. La organización cronológica de la muestra permite además observar la evolución de esta técnica a lo largo de los siglos.

Pero no todo es dibujo en la muestra. Un total de seis libros, dos de ellos incunables, enriquecen el ya de por sí valioso legado de la que fue esposa de Fernando VII, cuya pasión por el coleccionismo se desarrolló en plena etapa de la fundación del Museo del Prado. Entre estos libros destaca la serie del Apocalipsis de Alberto Durero, uno de las obras maestras del grabado universal. En cuanto al grabado al grabado, también sobresalen los ocho caprichos de Goya de la primera edición.

La exposición recoje obras de la colección de la reina María Cristina

La colección y Goya, el año que viene en Fuendetodos

Antonio Ansón ha informado de que la riqueza de esta colección todavía tiene mucho que explotar, y el siguiente paso será una muestra que podrá verse a partir del 30 de marzo de 2009 en el Museo del Grabado de Fuendetodos. Será una selección de los dibujos que tienen relación con la obra de Goya y todas sus series y colecciones, desde los caprichos hasta la tauromaquia.

“Vamos a estudiar pormenorizadamente el taller y la obra en torno al taller de Goya”, ha declarado Ansón, comentando que, en un momento de confusión debido a las atribuciones y desatribuciones del pintor aragonés, la muestra servirá “de polémica” pero con “datos científicos y estudios en papel”.

Tras exhibir una selección de este trabajo en Fuendetodos, el comisario de la muestra ha explicado que la muestra pasará al edificio de Cajalón, donde ha previsto que podrá verse durante las próximas Fiestas del Pilar.