La bailarina María de Ávila protagoniza la efeméride aragonesa del 23 de febrero

María de Ávila fue una bailarina y maestra de ballet cuya influencia en el arte de la danza clásica ha sido fundamental, no solo en Aragón sino en todo el país
maria-de-avila-efemeride
photo_camera La efeméride aragonesa destacada de hoy, 22 de febrero, recuerda que la bailarina María de Ávila asumió la dirección de los ballets del Estado en 1983

La efeméride aragonesa destacada del día recuerda que hoy, 23 de febrero, pero de 1983, María Dolores Gómez de Ávila, conocida artísticamente como María de Ávila, asumió la dirección de los ballets del Estado, marcando un hito en la historia de la danza en España. 

Nacida en Barcelona el 10 de abril de 1920 y fallecida en Zaragoza el 27 de febrero de 2014, María de Ávila fue una bailarina y maestra de ballet cuya influencia en el arte de la danza clásica ha sido fundamental, no solo en Aragón sino en todo el país. Desde muy joven, con apenas diez años, comenzó sus estudios de danza en el Gran Teatro del Liceo de Barcelona, donde se convertiría en primera bailarina desde 1939, desplegando su talento no solo en el Liceo sino en otros proyectos como la Compañía Española de Ballet y los Ballets de Barcelona.

Tras casarse en 1948 con el ingeniero zaragozano José María García Gil, María de Ávila decidió abandonar el escenario, pero su pasión por la danza nunca cesó. En 1954, abrió su propia escuela de danza clásica en Zaragoza, un espacio que más tarde se trasladaría a su sede actual en Francisco de Vitoria. Este lugar se convirtió en un semillero de talentos, formando generaciones de bailarines y maestros que han ganado reconocimiento tanto en España como internacionalmente. Fue fundadora del Ballet Clásico de Zaragoza y del Joven Ballet María de Ávila en 1989, reafirmando su compromiso con la enseñanza y promoción de la danza clásica.

Su nombramiento en 1983 como Directora del Ballet Nacional de España y del Ballet Nacional de España-Clásico reflejó el reconocimiento a su extensa carrera y su profundo conocimiento del ballet. Sin embargo, María de Ávila dimitió de estos cargos a finales de 1986 para dedicarse de lleno a su labor docente en Zaragoza, pasión que la definiría por el resto de su vida. Su hija, Lola de Ávila, conocida artísticamente como Lolita, continuó el legado de su madre como directora de la escuela, perpetuando la influencia de María en futuras generaciones de bailarines.

María de Ávila no solo dejó un legado artístico; su vida y obra fueron reconocidas con numerosos premios y honores, entre ellos la Medalla de Oro de la Ciudad de Zaragoza y la Medalla de Oro de las Bellas Artes de España. Miembro de la Real Academia de Nobles y Bellas Artes de San Luis, su contribución al ballet como arte del siglo XX fue inmensurable. Celebrada y homenajeada por su ciudad de adopción, Zaragoza, y por instituciones de danza a nivel nacional e internacional, María de Ávila se consagró como una de las figuras más importantes de la danza académica en España, cuyo impacto perdura en el tiempo.

¿QUÉ ES UNA EFEMÉRIDE?

Una efeméride es una fecha o evento importante que se celebra o recuerda en una determinada fecha del año. Por lo general, se trata de aniversarios de eventos históricos, descubrimientos importantes, cumpleaños de personajes célebres, fechas religiosas o conmemoraciones de eventos nacionales.

Las efemérides pueden ser conmemorativas, educativas o simplemente informativas. Algunas efemérides son de importancia global, mientras que otras pueden ser más relevantes a nivel local o regional. Las efemérides son una manera importante de recordar nuestro pasado y reflexionar sobre su significado para el presente y el futuro.