El amor por la lectura, los claveles y 430 autores inundan el Paseo Independencia en el Día del Libro

Zaragoza celebra por todo lo alto el Día del Libro, una jornada especial con 111 puestos en la que se demuestra que la lectura está "más viva que nunca"
El Día del Libro es una fecha especial para libreros, autores y lectores.
photo_camera El Día del Libro es una fecha especial para libreros, autores y lectores.

El día 23 de abril es para muchos aragoneses el día más bonito del año. No sólo es el día de Aragón y el día de San Jorge, también el Día del Libro. Con motivo de esta última celebración, a las 9.30 horas de la mañana, 111 puestos han desembarcado en el centro de Zaragoza para vivir la jornada más esperada del año para autores, ilustradores, editores y libreros, unidos por el lema "la lectura está más viva que nunca".

Como buen maño, el cierzo tampoco ha faltado a la cita de este martes. Sin embargo, no ha impedido que los zaragozanos salgan a la calle, principalmente, al Paseo de la Independencia, para disfrutar de este ambiente de festividad y de cultura, que tan importante es en la sociedad actual.

Se dice que cada vez lee menos gente, pero en días como hoy se demuestra que hay mucha gente que vive pegada a los libros y este 23 de abril acuden a encontrar nuevas historias que les atrapen o a buscar aquellas de los que llevan detrás durante semanas.

La diversidad de puestos, 111 en total, permite que todo el mundo encuentre lo que quiere, o si no buscaban nada, caer en la tentación de adquirir un nuevo ejemplar. Este es el caso de muchos, como un joven que se ha topado con un libro de un paseo por Japón, “Fragmentos de Tokio”, que había estado este año en el país oriental y le apetecía “redescubrirlo”. “No lo conocía, pero echando un vistazo me ha llamado la atención la portada y la edición”, apuntaba.

También había quien confesaba que tenía un gusto “especial” en la lectura, y confesaba que se había llevado un libro de moda y patronaje. Los más dudosos se dejan asesorar: “Vengo siempre a este puesto, saben lo que me gusta y lo que no, y me aconsejan muy bien”.

Gustos para todos, con el factor en común del amor por los libros, a través de los que se viven historias y otras vidas. Pero además, los asistentes destacaban por encima de todo el ambiente que se vive, uno “especial” y “bonito”. “La fiesta del libro” lo han denominado otros, ya que sirve para que todo el mundo salga a la calle y se una por una pasión muy enriquecedora.

Libros de todos los géneros en los 111 puestos de esta feria.
Libros de todos los géneros en los 111 puestos de esta feria.

Novelas históricas, libros de historia de Aragón, policíacos o romances, con mucho protagonismo para los pequeños. En la feria del libro, muchas familias aprovechan para acudir con sus hijos y poder inculcarles el hábito. “Quiero que experimente desde que es pequeño el ambiente que rodea al libro y a la cultura”, explicaba un padre.

430 AUTORES

Un total de 430 autores están presentes a lo largo de las doce horas que dura esta fiesta, entre los que destacan Javier Lambán o Irene Vallejo, pero donde también hay otros menos reconocidos que tienen su momento de fama firmando autógrafos. La mayoría ponen el foco en lo bonito que es ver cara a cara a aquellos que les leen, así como compartir las impresiones. “Es el mejor día del año. Está la comunión entre unos y otros”. 

Por último, los editores y libreros confesaban que sus expectativas eran máximas, aunque más allá de las ventas “es un día especial” por el encuentro que supone y por ver de primera mano la felicidad de la gente con su nuevo libro, que siempre va acompañado de un marcapáginas y un clavel.

Además, tampoco se han quedado sin echar una ojeada el presidente del Gobierno de Aragón, Jorge Azcón o la alcaldesa de Zaragoza, Natalia Chueca. Estos han recorrido los puestos junto al presidente de la Diputación Provincial de Zaragoza, el presidente de Copeli, Rafael Yuste, o la consejera de cultura, Sara Fernández.