Aitana Sánchez-Gijón vuelve al Principal para hablar del amor maternal y el vacío con "La madre"

Juan Carlos Vellido, Álex Villazán y Jùlia Roch completan el elenco de "La madre", un drama de Florian Zeller que aterriza del 6 al 9 de junio en el Principal
_aitana_1
photo_camera La obra habla sobre la maternidad y el síndrome del nido vacío. Foto: Pilar Álvarez

Anne es una madre que piensa si, quizás, ha amado demasiado a su hijo Nicolás ahora que este se ha ido de casa, dejándola sola y sufriendo el síndrome nido vacío. Una madre que se vuelve posesiva, asfixiante, manipuladora y que se aferra a su hijo como un clavo ardiendo al ver que, con su marcha, ella no se reconoce. Ni a sí misma, ni a sus deseos, ni al rumbo de su vida y ni siquiera a su marido del que le separan años luz de distancia. Aitana Sánchez-Gijón es Anne en "La madre", la obra que llegará a las tablas del Teatro Principal desde este jueves y hasta el domingo para hablar de todo lo que rodea a ese concepto romántico de maternidad, en la que es una de las dramaturgias más reconocidas del todavía más reconocido Florian Zeller.

Ganador de un Oscar por mejor guion adaptado en 2021 y de diversos galardones más, Zeller está considerado como el dramaturgo más representado fuera de su Francia natal. Él firma "La madre" y también "El padre" (que se podrá ver también en el Principal del 13 al 16 de junio). En la dirección de esta madre está Juan Carlos Fisher, referente en Latinoamérica, por lo que el gerente del Patronato de Artes Escénicas, José María Turmo, solo podía afirmar este miércoles en la presentación de la obra que es "una de las grandes apuestas de la temporada".

Dos años después de que se subiese a las tablas con "Malvivir" en este mismo mes de junio, Aitana Sánchez-Gijón vuelve al que es, para ella, "uno de los grandes teatros del país". No lo hará sola, pues completan el elenco Juan Carlos Vellido, Álex Villazán y Jùlia Roch. "Estamos ante un drama, un personaje que tiene una condición psicológica que es la depresión, una depresión que se ha ido forjando lentamente con el paso del tiempo y que se acrecenta cuando su hijo, ese que es su pilar fundamental, se va de casa", reconocía la conocida actriz este miércoles en Zaragoza.

La obra habla de "esa condición en la que las madres nos hemos visto históricamente avocadas, muchas veces casi sin elección o sin pensarlo, como algo adquirido, de ocupar ese lugar de sostén del hogar y de crianza de los hijos. Eso que muchas mujeres es lo único que ha tenido, que ya es mucho, porque criar a los hijos es una brutalidad y todas las que los tenemos lo sabemos", ha recalcado Aitana Sánchez-Gijón.

Anne es "una mujer que no se ha desarrollado en ninguna otra esfera, que no se ha tenido a sí misma, que se ha creído la historia del ideal romántico y que ha visto que su relación conyugal se ha ido deteriorando a lo largo del tiempo. Tiene un rencor muy grande y un terror absoluto a quedarse sola", confesaba la actriz. La obra es un drama con todas las letras, aunque también tiene un toque de humor.

"Es un texto fascinante, enigmático y diabólico. También desconcertante porque el público comienza riendo pero a medida que la obra avanza ya no lo hace. Esto ocurre porque el personaje tiene una manera de afrontar las cosas muy ácida y sin filtro. El espectador tiene que hacer un esfuerzo por entender que está viviendo dentro de la cabeza de ese personaje", reconocía la actriz.

Tras estar diez semanas en Madrid, la obra llega a las tablas del Principal para hacer reflexionar sobre todo lo que conlleva ser madre con un drama de 75 minutos de duración. Las entradas tienen un precio entre los 5 y los 25 euros y el horario de las funciones es de jueves a sábado a las 20.00 horas y el domingo a las 19.00 horas.