España rabiosamente preocupada

El desgraciado y miserable panorama político, económico y social que el Gobierno y la banda adjunta nos está dibujando, modelando, imponiendo y creando, nos lleva a sopesar la necesidad de comenzar a objetar, de llegar a la insumisión y de caminar hacia la rebelión, pues echarse a la calle ya va siendo ineficaz, ¡y a la vista está!, no se puede salir para rezar el rosario, al menos hay que intentar exigir o insultar, eso sí, con mucha educación y mientras no nos lo prohíban, como así ya lo está haciendo toda la clase política con el escrache, con las mofas al desgobierno y si no espabilamos llegarán hasta vetarnos las chirigotas gaditanas, una de las pocas cosas serias en España junto al cocido, a la tortilla de patatas, a la paella y al gazpacho, iba a incluir también a las hembras españolas pero por lo de la obligada igualdad tendría que añadir a los machos,...y no me da la gana.

Una vez tranquilizado con este breve preámbulo, paso a pedirle a nuestro tremendo presidente regional, al que yo apodo El Dragón Estreñido, que organice y llame a una manifestación sobre el paseo de la Independencia en Zaragoza en apoyo a la que hay prevista realizar el próximo día 28 en Madrid, capital de toda la España conquistada, y aunque solo pueda ser por ese día, no se preocupe por la reconversión del Campo la Romareda, por la siembra de molinillos en el campo aragonés, por el trasvase de nuestra agua del Ebro a territorio separatista, por el más que posible traslado de emigrantes ilegales y delincuentes desde la Catalunya incomoda, por las listas de espera sanitarias y sobre todo por la modernización así como por el aseo de los barrios en obligada colaboración con su compañera municipal.

¡Hala, pues!, a por la manifestación del 27+1 según las mateas emocionantes de Sánchez,....y si no se hacen los suecos ninguno de los dos les invitaremos a churros y a hamburguesas.


Bernardo Vicente Cebollero