Dirigentes del fútbol

Después de lo ocurrido en el mundial femenino con Rubiales, nos encontramos con la intervención de la UCO de la Guardia Civil en las instalaciones de la RFEF y en varias ciudades, investigan posibles casos de corrupción y han sido detenidos siete implicados.

Todos los aficionados nos preguntamos qué extraña atracción genera el estar en estos puestos, queda claro: el poder, el manejo de mucho dinero y poco control sobre sus acciones. Desde la época de Pablo Porta, pasando por Roca, Villar, hasta llegar a Rubiales, todo ha estado rodeado de oscurantismo, poca información y actos de dudosa legalidad, así como comportamientos y abusos por su posición dominante.

Con mandatos larguísimos, Villar estuvo 28 años en el cargo o en la RFAF ha estado desde 1992, va para 32 años. Una lucha permanente para no perder el cargo, da igual que sean federaciones territoriales, nacionales o internacionales, en mi opinión se deberían limitar los mandatos a un máximo de 2.

Agustín Aznar