Día del Trabajo

Se celebró el Día del Trabajo, el primero de mayo, con manifestaciones de los sindicatos reclamando aumento de sueldo con reducción de jornada laboral. Esto ocurrió acompañado por una buena cantidad de ministros del Gobierno apoyando las proclamas de los sindicatos.

Me llama la atención que siendo España líder del paro en Europa sean los ministros los que se manifiesten en contra de su propia gestión, o sea, el Gobierno, que es responsable de favorecer medidas para la creación de empleo, es el que reclama mejoras para la creación del mismo cuando es su responsabilidad.

Así pues, el Gobierno se manifiesta contra el Gobierno y los sindicatos lo aplauden y aceptan. Entiendo que cada vez vayan menos trabajadores a las manifestaciones porque quien debe reclamar las mejoras para la creación de trabajo, en lugar de exigírselo al Gobierno, se abraza a él. Entiendo que cada día sea menor la credibilidad de los sindicatos que sólo se representan a sí mismos.

Agustín Aznar