Alternativas al botellón

Después de la desgracia ocurrida en Madrid en esa macrofiesta en la que han perdido la vida varios de nuestros jóvenes, cabría reflexionar si estas fiestas son lo más conveniente para ellos.

Después de la desgracia ocurrida en Madrid en esa macrofiesta en la que han perdido la vida varios de nuestros jóvenes, cabría reflexionar si estas fiestas son lo más conveniente para ellos.

Perder una noche cada semana emborrachándose entre luces y ruido estridente, de música a todo volumen, para acabar luego tendida en un catre, me ha parecido siempre una alternativa bastante sosa y poco ecológica, porque además de que no aporta nada positivo, llega el lunes y tienes que trabajar con una sensación de sueño y mal humor, que te predispone a tener un accidente laboral en cualquier momento.

En las grandes ciudades existen otras alternativas más acordes con la naturaleza, recuerdo que mi padre fue Boy Scout y con los compañeros de su agrupamiento, salían de excursión todas las semanas para caminar respirando aire puro, contemplando la naturaleza y haciendo ejercicio, esto les llenaba de alegría y optimismo.

Existe también la posibilidad de practicar algún deporte que como dice el refrán: “Mens sana in corpore sano” que ayuda a mantener el cuerpo en forma y la mente despejada. Hay cantidad de deportes y todos ellos tienen la capacidad de ilusionar.

Me parece que las autoridades podrían hacer algo más en este sentido y tratar de ir cambiando la tendencia, para que la gente joven pudiera descubrir otras alternativas los fines de semana y aprendieran a experimentar lo que se pierden cuando sólo se dedican a oír música estridente y darle al botellón.

Foro Independiente de Opinión