Morabanc Andorra 85-80 Casademont Zaragoza

Sin remontada y sin premio

El equipo aragonés, que reaccionó tarde, rozó la remontada en el último cuarto, pero los locales supieron amarrar el triunfo.
Casademont volvió a perder, esta vez frente a Andorra. Foto: Basket Zaragoza
photo_camera Casademont volvió a perder, esta vez frente a Andorra. Foto: Basket Zaragoza

Casademont Zaragoza no pudo sumar la victoria en su visita a Andorra y volvió a caer, en esta ocasión por 85-80. A pesar de ir a remolque durante gran parte del partido, el equipo reaccionó y rozó la remontada en el último cuarto, pero los locales supieron amarrar el triunfo en los segundos finales. Morabanc fue más efectivo y, por consiguiente, supieron atar el triunfo vital.

A Casademont le costó encontrar el camino al aro en el comienzo, mientras que Morabanc Andorra aprovechaba el rebote ofensivo para anotar sus primeros puntos. El trabajo de Sulejmanovic en ambos lados permitía encontrar poco a poco el ritmo de partido, hasta entonces viéndose dos equipos similares, pero adivinando que los locales eran más eficaces. Aun así, Kravic cogió el testigo y en la zona conseguía sumar para igualar el primer cuarto (19-16).

La salida al segundo fue buena en defensa y hubo más opciones en el ataque. La energía de Trae permitía empatar el choque, pero Pérez daba la máxima a los andorranos. Los puntos de Mark metían de lleno a Casademont en el partido de nuevo justo antes del descanso (39-37).

Pero no tardaría en llegar la fuga de Casademont Zaragoza en pleno duelo. Algo que empieza a ser habitual. Mark y Finn Delany contestaban los puntos de Borg en la reanudación, pero Montero desde el libre estiraba la diferencia a los 8 puntos, y Okoye hasta los 11, obligando a Porfirio Fisac a parar el partido a la desesperad. Los aragoneses intentaron reducir la desventaja, pero los locales respondían a cada uno de los intentos (64-53).

Triple de Dídac Cuevas para abrir el último cuarto, y Mark volvía a aparecer con toda su calidad para reducir aún más la brecha. Asomaba también en el momento clave Thad McFadden, con ganas de traer a Zaragoza un dulce victorioso. El equipo no le perdía la cara al partido y Trae de nuevo iba con todo al aro para forzar la personal y acercar al equipo a uno. Montero con un 2+1 hacía daño de nuevo e impedía consumar la remontada (85-80).