SPAR GIRONA 50 - 60 CASADEMONT ZARAGOZA

Remontada épica de un Casademont que no dejó de creer en Fontajau

El equipo de Carlos Cantero anotó sólo 10 puntos en la primera parte
Casademont Zaragoza remonta ante el Girona en una gran segunda mitad.
photo_camera Casademont Zaragoza remonta ante el Girona en una gran segunda mitad.

Complicado papel el que tenía esta tarde Casademont Zaragoza ante el Spar Girona en Fontajau, una de las únicas canchas en las que nunca había logrado vencer. Hoy eso ha cambiado y de qué forma. Este domingo las zaragozanas han tirado de épica para ganar en la primera de las cuatro exigentes citas que tienen por delante hasta final de mes. Las de Carlos Cantero visitaban al cuarto clasificado de la categoría sólo tres días antes de jugar unos históricos cuartos de final de la Euroliga, pero la situación de ambos en la tabla no permitía que se tratase de un encuentro de trámite, aunque al comienzo pudiese parecerlo. Cuando se podía imaginar que ya estaba todo decidido, Casademont, irreconocible hasta el descanso, sacó su mayor virtud, la fe, para ganar a un rival directo y mantener el pulso por el liderato (50-60). Finalmente, se ha quedado un escenario perfecto para afrontar el asalto del miércoles.

Tras el parón de selecciones, donde Mariona Ortiz, Serena Geldof y Leo Fiebich lograron el pase para los Juegos Olímpicos con sus respectivos países, volvía la Liga Endesa femenina para el cuadro rojillo, con la principal duda de la participación de la alemana, que había sufrido un golpe en la espalda durante la ventana. Así pues, Cantero apostó por reservarla y Vega Gimeno, Mariona Ortiz, Petra Holesinska, Nay Atkinson y Diallo formaron el quinteto inicial en Fontajau.

Los problemas que iba a tener Casademont a lo largo de gran parte del encuentro se evidenciaron desde el primer instante. Las rojillas, hoy vistiendo de blanco, parecían no estar mentalmente en tierras catalanas. El resultado del primer cuarto, 10-5, es buen reflejo de lo visto en la cancha. Las de Cantero se mostraron sin movilidad en ataque, con un desacierto insólito, anotando solo una canasta a tiempo corrido, en una jugada que materializó Diallo bajo el aro. Los otros tres fueron gracias a los tiros libres de Mariona, Gulbe y Nerea que, además, fallaron uno de los dos (3/6). Sin embargo, Casademont tuvo la fortuna de que a su rival tampoco le había sentado bien el parón, y las pérdidas y los errores permitieron que la distancia no fuera mayor. Cantero, consciente de que las cosas no fluían, anticipó el debut de la nueva base americana, Khayla Pointer, y quizás también, adelantó la salida de Leo. Pero nada le funcionaba al técnico madrileño.

Serena Geldof anotaba el 10-7 nada más comenzar el segundo cuarto, pero esa esperanza de que las sensaciones cambiaran, se quedó en eso, en esperanza. La tónica en Casademont continuó igual. El equipo maño estaba tremendamente atascado y el balón se negaba, una y otra vez, a entrar en la canasta. Así pues, sin atisbo de reacción visitante, a excepción de otro tiro libre y una canasta de Mariona, el Girona se encontraba más a gusto y ampliaba la renta de la mano de jugadoras como Mendy, Magarity o Rebekah Gardner, hasta llegar al 22-10 con el que las jugadoras se fueron a los vestuarios. Por si fuera poco, Vega Gimeno sufrió un golpe en la cara que le impidió seguir en cancha.

UNA SEGUNDA PARTE PARA CREER

Con 10 tantos en 20 minutos, pocos motivos había para creer en la remontada. Pero si por algo se caracteriza el equipo de Cantero es por no bajar nunca los brazos. Hoy lo han vuelto a demostrar y la segunda mitad quedará para el recuerdo. Un partido totalmente nuevo se iniciaba en el tercer cuarto. En este, Girona comenzó abriendo la brecha del electrónico con lanzamientos demasiados fáciles (31-14). No obstante, algo empezó a nacer con el primer triple de Casademont protagonizado por Fiebich en el minuto 4. Arrancó la remontada, liderada por una magnífica Mariona Ortiz y gracias al esfuerzo en la defensa de zona. Así pues, con 18 puntos en poco más de cinco minutos, las aragonesas se ponían a cinco (33-28). El acierto también llegaba desde los tiros libres con 3 de 4 y se situaron a cuatro, pero una antideportiva de Petra al final del tercer cuarto detuvo la buena dinámica y el resultado sería de 37-31.

Por delante 10 minutos para consagrar una remontada épica en Girona. Las gerundenses se pusieron nerviosas y a Casademont le entró todo lo que no había entrado antes. Las canastas de Leo y los dos “triplazos” consecutivos de Petra (que arreglaba así sus pérdidas), ponían el empate a 41. Entonces, las rojillas confiaban y demostraron por qué están donde están. Todas las jugadoras en cancha concentradas, metidas y aportando a en el marcador. Principalmente, Diallo y Mariona se encargaron de ampliar las distancias ante un local que no se creía haber dejado escapar ese encuentro y ya no pudo hacer más. Victoria épica, de honor y fe. Casademont Zaragoza conquistaba una nueva pista (50-60).

Desde luego, lo que al descanso parecía ser un jarro de agua fría de cara al miércoles, ha terminado siendo una dosis extra de motivación. Este grupo puede con todo y nunca, nunca, hay que darlo por muerto. Ahora sí, a Turquía, a por el Mersin.