Porfirio Fisac: “Nos está costando mantener el equilibrio por los percances”

El Casademont Zaragoza se mide este sábado al Bilbao Basket a las 18.00 horas
fisac-rdp
photo_camera Con un balance de ocho victorias y once derrotas, el club rojillo ocupa la undécima plaza

Tras la derrota en la FIBA Europe Cup, el Casademont Zaragoza regresa a la ACB y se medirá al Bilbao Basket a partir de las 18.00 horas. Porfirio Fisac ha comparecido en rueda de prensa previa al choque y ha lamentado los infortunios de las lesiones que están surgiendo en las últimas semanas.


“Parece que el parte de guerra no se nos va a acabar nunca”, comenzaba a hablar irónicamente Porfirio Fisac. Y es que el pasado miércoles, al equipo rojillo se le sumó otro jugador más a la enfermería. Se trata de la nueva incorporación, Dídac Cuevas, que sufrió una rotura en el tabique de la nariz en el encuentro ante el Nymburk. “Es lo peor que nos pasó el otro día. Tiene una rotura y le están preparando una máscara”, comentaba.

Asimismo, el técnico segoviano ha reconocido que “el tiempo que pueda estar fuera de la pista, dependiendo del tiempo de adaptación a la máscara”. Y añadía: “Veremos cómo evoluciona. No puedo descartarlo. Una fractura en la nariz y es una cuestión suya con la máscara, dependiendo de sus sensaciones. El riesgo es grande”.

La posición de base es la que más se está viendo perjudicada, aunque Fisac ha sacado la parte positiva a ese inconveniente: “Esto nos está haciendo disfrutar de Trae (Bell-Haynes), del nivel que está jugando. Me agarro a eso más que a lo negativo. Echaremos mano de Álex, Lucas o Miguel, en su posición para que tenga algo de descanso”, explicaba.

También, se está a la espera de los plazos de recuperación de los ya lesionados Rati y Mark Smith: “Rati va más rápido, en torno a dos semanas. En el caso de Mark, en tres o cuatro semanas. Será difícil que los veamos antes del parón tanto de las ventanas como de la Copa del Rey”, decía el entrenador de Casademont.

En cuanto al partido de este sábado en Bilbao, Porfirio Fisac ha declarado que “es un partido muy importante” y que “ambos tenemos la obligación de ganarnos”. Y seguía: “Los dos estamos con la necesidad de quitarnos de los puestos de abajo porque al final de temporada queman mucho. Es un partido de máxima rivalidad a nivel competición”.

Sobre el rival, el técnico ha analizado así al conjunto vasco: “Juegan muy bien y tienen las ideas muy claras. Son jugadores muy compactos y será partido dificilísimo. Somos el contrario a ellos ahora porque nos está costando por los percances mantener el equilibrio”.

El cuadro maño llega al encuentro de ACB tras caer contra el Nymburk en la FIBA Europe Cup, que ajusta más el grupo para certificar el pase de dos de ellos a cuartos de final. “Es un grupo muy igualado. Va a ser muy bonito hasta el final. La suerte que tenemos es que nos lo jugamos en casa. Seguimos siendo competitivos, pero no somos determinantes en los finales porque llegamos cansados”, concluía Fisac.