Ponitka no diagnostica al Casademont: "No sabemos qué es lo que nos ocurre"

Después de cuatro partidos perdidos, el Casademont Zaragoza necesita corregir errores y vencer al Fuenlabrada
Ponitka en un partido
photo_camera Tras cuatro derrotas, urge levantarse para reengancharse en la clasificación. Foto: Casademont Zaragoza

Cuatro partidos y cuatro derrotas han hecho saltar las alarmas de un Casademont Zaragoza al que le urge la victoria. Este sábado debe ganar como sea al Fuenlabrada, pero durante la semana toca prepararse para dejar atrás los resultados que lastran al equipo. Este martes ha comparecido Marcel Ponitka, que ha apelado a la unión, aunque no diagnostica qué está sucediendo. “No sabemos qué nos ocurre porque todos estamos juntos, en la misma línea y preparándonos para los partidos”, ha declarado.

Lo que sí es evidente es que no pueden “perder oportunidades en los inicios de partidos ni centrar todo el esfuerzo y la energía en recuperar desventajas”. Ser fuertes mentalmente cuando llega una adversidad es el primer paso, porque hay “momentos buenos de juego”. Sin embargo, si se está recuperando la ventaja, se comienza lastrado, así que la solución empieza por “ser más agresivos desde el minuto uno”.

Actualmente, la situación “es muy dura” para todo el Casademont Zaragoza. Y, aun así, la ilusión está presente porque “esto no es un sprint, sino una maratón”. El grupo es “joven”, ha afrontado cuatro partidos que Ponitka califica como “muy complicados” y hay que seguir adelante. “Este equipo sigue teniendo muy buena química, está muy compenetrado y con ganas de competir”, ha señalado. Por lo tanto, tiene claro de que pueden ganar “los siguientes duelos”.

LIGA COMPETITIVA

En España se ha encontrado con la Liga Endesa, que la califica como “muy competitiva”, algo que le gusta “mucho” porque “cada partido es un reto”. A pesar del duro comienzo, tiene ganas del choque ante Fuenlabrada y así “poder disfrutarlo”. No quita ello para asumir que da “pocas oportunidades para corregir los errores”. En cuanto a la adaptación, señala que es “un juego es muy rápido, con una exigencia física tremenda, pero limpio y pulcro”. Ni siquiera ve “margen para hablar con los árbitros”.

Enfrente estará un Fuenlabrada que únicamente ha logrado un triunfo, lo que implica que atraviesa “un momento difícil”. Hasta el sábado se trata de “prepararse bien”, porque hay tiempo de análisis y corrección. Y no ha dudado en que hay opciones de sumar la primera victoria: “Podemos ganarles”, ha asegurado.

Más en BASKET ZARAGOZA