Mariona Ortiz se borra Twitter tras las feroces críticas recibidas desde Valencia

La jugadora de Casademont Zaragoza ha recibido una inmensidad de críticas desde Valencia por sus declaraciones tras el partido de la Liga Femenina Endesa 
marionaortizMVP
photo_camera Mariona Ortiz recibió recientemente el MVP nacional. Foto: Casademont Zaragoza

La jugadora de Casademont Zaragoza Mariona Ortiz ha decidido borrarse su cuenta de Twitter (ahora X), tal y como ha comunicado en la red social. Lo hace ante las críticas recibidas, especialmente desde Valencia, por sus declaraciones realizadas minutos después de la derrota ante el conjunto taronja en la ida de las semifinales de la Liga Femenina Endesa, celebrada en el Pabellón Príncipe Felipe.

En un partido no exento de polémica, como suele suceder en este duelo en particular, Mariona Ortiz se sinceraba ante los micrófonos de Aragón Deporte. Criticaba el arbitraje, señalaba las jugadas en las que habían salido lesionadas compañeras y el resto fue un tornado, un auténtico vendaval llegado desde la Comunidad Valenciana con comentarios que ni mucho menos eran de buen gusto. Por eso, la base de Casademont ha querido emitir un comunicado.

En él, explica que en ningún momento quiso “desvirtuar la victoria de Valencia” y que tampoco piensa “que las jugadoras vayamos a lesionarnos unas a otras”. Sí admite que se equivocó “a la hora de escoger el momento de las declaraciones”. Eso sí, y con la sinceridad que le caracteriza por bandera, se mantiene en su “crítica a los árbitros” y en pensar que “es algo que se debe mejorar”. Por ejemplo, cree “tremendamente necesario el instant replay para poder ayudar a los árbitros en la medida de lo posible.

Defiende Mariona el “derecho de las jugadoras a hablar” si creen que “algo no está bien porque el único objetivo es el de seguir creciendo y mejorando como Liga”.

Aclara también la base que el motivo de su cierre de la cuenta es “no compartir valores que se transmiten” que para ella son “muy importantes”, matizando que “la polémica de ayer y hoy es simplemente la gota que colma un vaso que ya estaba rebosando”.

“Se ha perdido humanidad, se ha perdido empatía, y me hace creer que somos capaces de querer herir, humillar o criticar destructivamente a consciencia”, explica, concluyendo que quiere “seguir creyendo que las personas somos mucho mejor que eso, tenemos que serlo”. En este sentido, y para finalizar, daba las gracias por todo el apoyo recibido, deseando que el basket sólo sea “el canal para cosas buenas, que ya hay temas mucho más serios para lo demás”.