Fisac: "Me gustaría tener tranquilidad y trabajar con el mismo grupo 15 días, a ver qué sucede"

Fisac quiere continuar trabajando con los hombres que ostenta en la actualidad. Fotografía: Casademont Zaragoza.
photo_camera Fisac quiere continuar trabajando con los hombres que ostenta en la actualidad. Fotografía: Casademont Zaragoza.

El técnico del Casademont, Porfirio Fisac, ha realizado este viernes su comparecencia previa al partido de este sábado, a partir de las 18.00 horas en el Príncipe Felipe, ante el UCAM Murcia. El técnico ha repasado la actualidad que rodea al equipo y ha matizado en primer lugar su deseo de no traer ningún fichaje por el momento, pese a la marcha de Okafor y la lesión a largo de plazo de Yusta, y así centrarse en potenciar a los efectivos actuales. "Tenemos que ver qué podemos hacer y hasta dónde podemos llegar, porque las circunstancias de la plantilla han variado mucho en los últimos tres meses y también han cambiado la forma de jugar, el estilo o la dinámica. Quiero tener la posibilidad de trabajar con el mismo grupo durante 15 días, a ver qué sucede y hacia dónde vamos", ha subrayado el técnico.

De hecho, a Fisac le están creciendo los enanos entre las últimas salidas de Emegano, ya sustituido por McFadden, y de Okafor, y la lesión de Yusta, el capitán y uno de los jugadores más en forma en los últimos duelos. Estas ausencias están siendo un duro varapalo que resta y merma mucho el potencial de un equipo que necesita cosechar una victoria cuanto antes, tras caer ante Breogán la jornada pasada y acumular tres triunfos y ocho derrotas ligueras. "El equipo está bien, Okafor y Emegano salieron y el único que no va a poder estar es Yusta, por el esguince fuerte que tuvo. Con él ha estado trabajando de más la parte médica. En principio el resto irán todos", ha subrayado el coach sobre el estado físico del equipo.

Si algo tiene de especial este partido, más allá de la obvia necesidad de victoria que tiene el cuadro zaragozano, será que muchos excompañeros se reunirán. El encuentro reencontrará a jugadores con pasado en Casademont Zaragoza como Dylan Ennis, Nemanja Radovic y el mítico Howard Sant-Roos, quien hasta este pasado curso vestía la camiseta rojilla. También el propio McFadden, quien aterrizó en el Príncipe Felipe tras rescindir su contrato con el club murciano. "Son muchos exjugadores, algunos nuestros y otros suyos, como por ejemplo Tad (McFadden). Siempre querrán hacerlo bien, pero depende de la mentalidad y de la cabeza del jugador hacerlo de forma positiva o negativa", ha constatado Fisac.

El equipo ha realizado su último entrenamiento este viernes en el Príncipe Felipe.

Por otro lado, el técnico ha subrayado respecto al estado del equipo para el choque del sábado que "todavía no estamos en el mejor momento, nunca hemos tenido un criterio claro a la hora de jugar". Por ello, Fisac es sabedor de que "tenemos que cambiar cosas en todos los aspectos, por ejemplo, la manera de jugar, porque ya no tenemos un jugador tan dominante como Okafor en la posición interior". Asimismo, el coach segoviano también es consciente de la dificultad del duelo pues "nos enfrentamos a un equipo que ha ganado todos sus partidos en el último mes (siete de siete), es muy estable, tiene mucha fortaleza en el aspecto defensivo y las ideas muy claras. Asimismo, ofensivamente reúnen mucha claridad y saben en todo momento con quién y desde dónde jugar".

Al final, el UCAM Murcia va tercero en la Liga Endesa y está peleando el primer puesto en la Champions League, demostrando ser uno de los conjuntos más potentes del panorama actual español y uno de los más a tener en cuenta en el europeo. "Si están en ese puesto es porque se lo merecen y si están luchando por el primer puesto en Europa es por lo mismo. Va a ser un rival de entidad el que viene este fin de semana y de máxima dureza", ha advertido el entrenador.

SIMANIC SIGUE EN PROCESO DE MEJORA

Finalmente, el técnico ha dejado los aspectos deportivos a un lado y ha informado de que Borisa Simanic, jugador rojillo que fue intervenido un total de dos veces y perdió el riñón tras una lesión en el Mundial, ya está recuperando su vida con relativa normalidad y dando pasos hacia adelante. "Borisa no está aún en Zaragoza. No tiene el alta para poder viajar y está en proceso de estar en su país para ver un poco cómo evoluciona. Tiene reconocimientos médicos cada diez días y veremos cómo avanza. Sí que es cierto que empieza a tener una vida más o menos normal, dentro de lo que significa normalidad para un deportista de élite", ha concluido.