El Casademont pone la mira en Jämtland y está a un paso de entrar en la fase regular europea

Los pupilos de Fisac cambiaron de cara en el segundo tramo del choque. Fotografía: FIBA.
photo_camera Los pupilos de Fisac cambiaron de cara en el segundo tramo del choque. Fotografía: FIBA.

El Casademont ha superado el primer asalto. El triunfo de este martes ante el Pardubice (94-88) deja a los de Porfi Fisac a solamente una victoria de conseguir el objetivo, jugar la fase regular de la FIBA Europe Cup. Para ello deben superar este jueves a las 19.00 horas al Jämtland sueco y por el momento, muchas dudas han saltado tras este primer encuentro, en el que el Casdemont tardó en meterse en el partido y tuvo que remar a contracorriente en los dos últimos cuartos para sacar el vital e importante triunfo. Tras el choque, el ala-pívot rojillo, Tomasz Gielo, dio sus impresiones sobre esta última victoria y matizó que "ha sido un duelo complicado para nosotros. Podemos decir que fue un encuentro de dos mitades".

De hecho, los pupilos de Fisac empezaron empatando el primer cuarto, perdieron en el segundo (38-45) y en el tercero empezaron a remontar el vuelo, ganando el parcial 27-21 y poniendo el resultado total en 65-66 a falta de 10 minutos. El último cuarto fue la confirmación de la remontada con un parcial de 29-22 que puso el resultado final en 94-88. Un cuarto brillante en el que el equipo dio la cara y fue potenciado por González, Langarita y un Mark Smith que tuvo la muñeca fina y que acabó con 20 puntos. Así, los rojillos se encuentran a solamente un paso de acceder a la fase regular de esta cuarta competición europea.

No obstante, la primera mitad del choque (primer y segundo cuarto) dejaron muchos detalles a mejorar sobre todo en la parcela defensiva. "En la primera, no sé si fue el estrés o que salimos un poco relajados, pero no jugamos como queríamos, especialmente en defensa. El otro conjunto salió muy duro y en el descanso hemos cambiado algunas cosas, hemos hablado y hemos salido a la segunda parte mucho más motivados e inteligentes en nuestro juego", subrayó Gielo tras el duelo, quien es consciente de que el grupo cambió radicalmente de cara tras el paso por el túnel de vestuarios. "Nuestra defensa en la segunda parte fue mucho mejor y el equipo respondió bien. Estamos felices, pero también hay que tener en cuenta que solamente hemos dado el primer paso, nos queda un partido más y queremos volvernos de aquí con dos victorias", analizó el polaco.

Para ello es capital vencer este jueves al Jämtland sueco (19.00 horas), que ejercerá de huésped de esta previa que se disputa en su propio país. Un detalle importante es que el próximo rival del Casademont se enfrentará este miércoles, también a las 19.00 horas, ante el Pardubice. De esta forma, los suecos tendrán un día menos de descanso que el Casademont y llegarán más cansados al choque definitivo de este jueves. Ganar daría el liderato a los pupilos de Fisac y se convertiría en un escenario idílico. De todas formas, siempre queda la opción de pasar a la fase regular como uno de los dos mejores segundos.

LA VISIÓN DE SERGIO LAMÚA

El segundo entrenador rojillo, Sergio Lamúa, también dio sus primeras impresiones del encuentro de este pasado martes. La realidad para el técnico ayudante es que "nosotros teníamos una rotación escasa y corta, teniendo en cuenta que jugamos cuatro encuentros en nueve días". Razón no le falta a Lamúa, pues el cuadro zaragozano visita, tras este jueves europeo, al Manresa el sábado a las 18.00 horas, ya como partido de Liga Endesa, y al Obradoiro el próximo miércoles, 11 de octubre, a partir de las 20.00 horas. Cuatro duelos en nueve días que obligan al Casademont a centrarse en la FIBA Europa Cup, pero también a mirar de reojo los compromisos ligueros.

De todas formas, lo primero es lo primero y lo más importante en la actualidad es paliar esa inseguridad defensiva vista en la primera mitad del choque de este martes y jugar ante el Jämtland (jueves, 19.00 horas) con la actitud que el equipo tuvo en el cuarto final. Todavía es muy pronto para celebrar el pase a la fase final y el destino europeo de la temporada se decidirá este jueves. Cada minuto será capital y ganar significaría jugar doble competición este curso. La motivación no puede faltar.