Dídac Cuevas, nuevo jugador del Casademont: “Es un sueño y luché por venir a Zaragoza”

El base catalán firma con el club zaragozano hasta 2026 
didac-cuevas
photo_camera El joven base es una de las promesas del panorama nacional

Energía y autoconfianza, así se ha definido la nueva incorporación de Casademont Zaragoza, Dídac Cuevas, en su presentación con el club rojillo. Con ilusión y ganas afronta el joven base su primera experiencia en la ACB, que podrá debutar este domingo ante el Valencia en el Príncipe Felipe.

Cuevas ha confesado que la oferta por parte de Casademont le llegó este mismo lunes y lo recibió con máxima ilusión y no tardó en aceptar el reto. “Es una oportunidad para mí y así lo sentí en el momento. Luché al máximo para poder estar aquí y jugar a este nivel, ayudando al equipo en todo lo que me pida Porfirio”, empezaba declarando.

El catalán se reencontrará con compañeros de las categorías inferiores de la Selección Española como Miguel González. También, ha reconocido que ha hablado con viejos conocidos del Casademont como Carlos Alocén o Jaime Pradilla. “A raíz de que se confirmó, recibí mensajes de ellos. Les hace ilusión que venga a un club como Zaragoza con la historia que tiene. En el caso de Miguel, compartí Selección en categorías inferiores y me hace ilusión estar aquí”, comentaba.

Asimismo, Dídac ha contado que ya ha podido hablar con Fisac y que le ha pedido que “no deje de ser yo, que siga creciendo y que compita al máximo”. Y añadía: “Lo principal es que venga a jugar como lo llevo haciendo años anteriores, que al final es lo que me ha llevado a estar aquí y que no me lo tome con nervios y presión”.

SIN MIEDO Y CON HUMILDAD

El jugador ha aceptado este desafío sin miedo y con muchas ganas de demostrar lo que puede aportar a su nuevo equipo: “Llevo muchos años luchando por esto y será divertido. Quiero transmitir mi juego en la pista, mi alegría, competir al máximo e intentar ayudar al equipo para conseguir victorias”.

¿Cómo es Dídac Cuevas y en qué puedes ayudar al equipo? “Es una pregunta un poco compleja”, expresaba el base. “Me defino con mucha energía y autoconfianza. No tengo una faceta que exploto, pero voy jugando y, cuando creo que tengo que tomar una decisión, la tomo al cien por cien. Lo que puedo aportar es energía, ayudar al equipo en defender y en contraataque, que es donde destaco un poco más”, exponía.

Será su primera experiencia en Liga ACB y Cuevas ha aceptado un reto mayúsculo, aunque “se notará el cambio lo que quiera que se note en mi cabeza”, decía. “Si yo mismo me autoconvenzo que tengo que jugar como soy, los minutos que tenga dar lo mejor y ayudarle en lo que tenga que ayudar, será un salto más pequeño. Es una primera experiencia, al final intento no darle bola. Es baloncesto, para mí un sueño y lo voy a luchar para agarrarlo con dos manos y seguir creciendo como jugador”, insistía.

Además, Dídac se ha mostrado “orgulloso” de poder estar al lado y compartir posición con Bell-Haynes, “que rinde como rinde”. Para él, no es ningún problema competir contra jugadores de la talla del canadiense: “Vengo a aprender y a competir. A demostrar que puedo estar a su nivel, que puedo ayudar al equipo los minutos que pueda estar. Él es el base titular del equipo y vengo a ayudar al equipo en eso. Vengo sin miedo y con humildad, para ir poco a poco demostrando que puedo ser un jugador importante”, recalcaba.

El nuevo base de Casademont ha firmado por dos años, hasta 2026. De momento, ha confesado que no piensa a largo plazo y solo está en su mente adaptarse lo antes posible. Este domingo ante el Valencia tendrá la oportunidad de poder disfrutar sus primeros minutos en la máxima competición nacional: “Tengo que aprender muchas cosas nuevas, mañana tengo que seguir aprendiendo y llegar lo mejor posible para ayudar al equipo los minutos que me toque. Pienso en que este domingo tengo una gran oportunidad y un sueño, que es debutar en ACB”, explicaba.