VALENCIA BASKET 80 - 60 CASADEMONT ZARAGOZA

Un Casademont Zaragoza sin opciones cae en Valencia y despide una temporada para enmarcar

Vega Gimeno se marchaba de la pista entre aplausos en su último encuentro con el equipo aragonés
Casademont Zaragoza pone fin a la temporada. Foto: Valencia Basket.
photo_camera Casademont Zaragoza pone fin a la temporada. Foto: Valencia Basket.

Sin milagro, llegó la despedida. Casademont Zaragoza pone punto y final a una temporada para enmarcar tras certificar su eliminación de los playoffs de la Liga Femenina Endesa. En el último baile de Vega Gimeno con el equipo aragonés y puede que también el de Leo Fiebich, Casademont Zaragoza ha caído frente a Valencia Basket en La Fonteta (80-60) en un duelo de mero trámite. Con el resultado cosechado en el Príncipe Felipe, la eliminatoria ya estaba definida casi antes de jugar este domingo y serán las taronja las que disputarán una final a la que llegan como favoritas. En la vuelta han demostrado de nuevo su superioridad y poderío ante un conjunto que ha luchado hasta donde le han dado las fuerzas.

El pasado jueves Valencia Basket destrozó a Casademont (53-80) con un doloroso parcial en los últimos minutos. 27 de desventaja ante su bestia negra y en un campo en el que nunca ha ganado parecía dejar ya todo sentenciado.

Lo imposibles no existen, pero pensar en una remontaba era una utopía. Ante todo, Carlos Cantero defendía en la previa del choque que lucharían hasta el final. Por su orgullo y porque se lo merecen después de este curso. Mariona Ortiz, Vega Gimeno, Leo Fiebich, Diallo y Ainhoa Gervasini formaban el quinteto inicial del que podía ser el último encuentro de la temporada. El técnico repetía con sus habituales, a excepción de la ausencia de Atkinson, quien resultó lesionada el pasado jueves.

Mariona Ortiz abría el marcador de un primer acto que comenzaba con mucho ritmo. Los ataques fluían y la anotación era alta. Principalmente, para las locales, que encontraban los lanzamientos fáciles ante una defensa poco intensa, a lo que se sumaba la efectividad de estas en todas las zonas (triples de Leti Romero, Queralt Casas y Iagupova). Así pues, cuando Valencia empezaba a correr y el marcador se alzaba hasta el 17-8, Cantero tuvo que parar el juego. Mariona y Diallo, las más destacadas en estos primeros diez minutos, sumaban para poner el 21-12 definitivo.

En el segundo cuarto Valencia superaba los diez de ventaja nada más empezar (23-12), pero Casademont se sentía más cómodo y encontraba la forma de hacer daño, con la aportación de varias jugadoras como Nerea Hermosa, Aleksa Gulbe o Petra Holesinska, con dos triples y dos tiros. Sin embargo, a las taronja les salía todo y encima puntuaban de tres en tres (siete triples en el segundo cuarto). De esta forma, la ventaja se ampliaba para las locales hasta los quince puntos de diferencia con los que se llegaba al descanso (47-32).

MISMA TÓNICA EN LA SEGUNDA PARTE

Vega Gimeno tirando del carro hasta el último día. La capitana se echaba la responsabilidad a la espalda ante la falta de acierto de Casademont en el arranque del tercer período. Valencia seguía igual: imparable, y aprovechaba las pérdidas de las aragonesas para correr y provocar una brecha mayor, hasta los 20 puntos (60-40). Cantero tenía que parar la sangría, pero Iagupova y compañía no se conformaban y no bajaban el ritmo en ningún momento (67-45).

Con un partido y una eliminatoria más que sentenciada, los últimos diez minutos se le hacían largos a ambos conjuntos. Valencia probaba y disfrutaba y Casademont erraba infinitos lanzamientos, aunque aguantando el tipo. Lo más destacado llegaba a falta de 2:22 minutos de partido. En ese instante, Vega Gimeno era sustituida y abandonaba la cancha entre aplausos de todo un pabellón en pie para recibir el cariño de todo el cuerpo técnico y de sus compañeras en el banquillo, que le abrazaban una a una. La capitana se despedía del 5x5 en su tierra y no podía contener las lágrimas. El broche lo ponían los dos triples consecutivos de Petra que redondeaban el marcador final, 80-60.

Así llegaba la conclusión de esta emocionante e histórica temporada. Este final no empaña nada, porque lo que han conseguido estas mujeres, dentro y fuera de la pista, merece un reconocimiento eterno en la ciudad.