CASADEMONT ZARAGOZA 57-56 CUKUROVA MERSIN

Casademont Zaragoza no se rinde en Europa y sigue soñando con la Final Four (57-56)

El conjunto rojillo se alza con un triunfo épico ante el Cukurova Mersin para forzar el tercer partido y seguir soñando con la Final Four
casademont-zaragoza-3
photo_camera Las rojillas se enfrentarán el próximo miércoles al conjunto turco en el tercer duelo decisivo. Foto: FIBA

Victoria apoteósica. El Casademont Zaragoza ha vencido por 57 a 56 al Cukurova Mersin en el segundo duelo de los cuartos de final de la Euroliga Femenina. El encuentro empezó a favor del conjunto otomano, pero después de una solemne actuación de las rojillas en el tercer cuarto, pudieron revertir el resultado. Con confianza, firmeza y un final frenético, el cuadro zaragozano acabó alzándose con el triunfo e igualar la eliminatoria. El tercero y último choque será el próximo 6 de marzo en Turquía, donde se decidirá quién consigue un billete para la Final Four

Casademont empezó el encuentro decidiendo mal en ataque, aunque lo contrarrestaban con su buena imagen defensiva que evitaba que el rival no estuviese cómodo. Los triples de Gulbe y Diallo abrieron el marcador a favor de las rojillas y pondrían la primera ventaja (5-4). Las turcas no estaban finas de cara a canasta, pero con el paso de los minutos mostraron su habitual potencial.

Tras anotar desde la línea de tres, el cuadro rojillo regresó a la espesura del inicio y fallaba continuamente en sus jugadas ofensivas, lo que Mersin lo aprovechó. Cooper y Cornelius pondrían la directa para las suyas y se distanciaban con claridad (5-13). 

A pesar de las dificultadas del equipo maño, el público no paraba de animar. Y ese apoyo lo notó Petra Holesinska, que anotaría un triple para devolver la esperanza y recortar la renta a cuatro (9-13). El conjunto turco no tardaba en replicar y una canasta de Cooper cerraba el primer cuarto para seguir gobernando en el luminoso (9-15).

Todo cambió, y notablemente. El segundo cuarto se inició con un festival de triples por parte de los dos equipos. La capitana Vega Gimeno tomaría las riendas del equipo y sumó ocho puntos para acercar posturas y poner en aprietos al rival (20-23). El técnico turco se vio obligado a pedir tiempo muerto tras el vendaval maño, pero de poco le sirvió porque las rasmia de Casademont apareció.

Una canasta de Serena Geldof después de una gran jugada colectiva y un triple de Leo Fiebich enloqueció a un Príncipe Felipe, que vibraba con la remontada de las suyas (25-23). Mersin reaccionó y supo sobreponerse al buen momento de las locales, marcando cinco puntos consecutivos para volver a mandar en el partido (25-28).

Aparecieron los viejos fantasmas para Casademont con los problemas en ataque. Pero a pesar del desacierto ofensivo, su solvencia en defensa le permitió seguir metido de lleno en el partido. Mersin finalizaría la primera mitad por delante, pero el cuadro maño estaba al acecho para dar la campanada (27-30).

SEGUNDA PARTE

El descanso no frenó la línea ascendente que estaba mostrando Casademont. Diallo marcaría el camino de la segunda remontada y daría, otra vez, la vuelta al resultado (31-30). El éxtasis de la Marea Roja llegó con los triples de Leo Fiebich y Vega Gimeno, que situarían al equipo con un contundente 37-30.

Pasaban seis minutos del tercer cuarto y las turcas aún no habían aparecido ante la apisonadora zaragozana tanto ofensivamente como defensivamente. Diallo y Fiebich redondearon un parcial de 16-0 con los minutos más espléndidos de Casademont en todo el partido (43-30).

La brillantez de las rojillas se fue apagando y acumuló varios ataques sin anotar, precipitándose en todas las acciones. Mersin quiso asustarle y se creció para acercarse de nuevo en el resultado, aunque el espectacular cuarto que hizo Casademont le sirvió para llegar al último cuarto mandando (45-39).

Restaban diez minutos apasionantes. El Cukurova Mersin sacaba a relucir sus virtudes para poner en aprietos a las locales, aunque Casademont estaba muy enchufado desde el tiro de tres con todas sus jugadoras: Gulbe, Serena y Holesinska marcarían para continuar con una notable ventaja (51-42).

Con el grito unánime de “a por ellas” se llegaban a los últimos cinco minutos del choque. El conjunto turco no se daba por vencido y no perdonaba nada, llegando a los instantes decisivos con posibilidades al disminuir la renta considerablemente frente a su rival que bajó intensidad (53-49). 

Tras un intercambio de golpes, el partido estaba completamente abierto y cualquiera podía llevar la victoria. Solo un punto de distancia separaba a mañas y turcas, a favor de las primeras, a 52 segundos del final. El Cukurova iba a decidir todo en el último ataque que, para alegría de todo el pabellón, erró y toda la afición maña saltó de sus asiento para celebrar el crucial triunfo que fuerza el tercer partido que decidirá quien pasa a la deseada Final Four (57-56).