Casademont Zaragoza, a la espera de la tranquilidad definitiva

El cuadro aragonés no juega este fin de semana, pero si Obradoiro pierde ante el Real Madrid sellará prácticamente la salvación
Casademont está a tres victorias del descenso con cuatro partidos por jugar. Foto: Casademont Zaragoza.
photo_camera Casademont está a tres victorias del descenso con cuatro partidos por jugar. Foto: Casademont Zaragoza.

Casademont Zaragoza tiene esta jornada otra oportunidad para certificar la permanencia, prácticamente sellada desde hace casi tres semanas, pero todavía no definitiva. Los aragoneses, con once victorias, se colocan con un colchón de tres sobre el descenso a falta de cuatro jornadas en la Liga ACB. Tendrán que esperar hasta el miércoles para disputar su compromiso de la jornada 31, pero este fin de semana, si Obradoiro no da la sorpresa ante el Real Madrid, los números darán por fin tranquilidad al cuadro de Fisac.

El cuadro rojillo afronta una semana larga, ya que su encuentro frente al UCAM Murcia se aplazó para el día 1 de mayo por la Final Four de la Basketball Champions League. Sin embargo, Casademont Zaragoza mirará este domingo a la cancha del Real Madrid. Si Obradoiro cae contra los blancos, un resultado esperable, los maños podrán decir que matemáticamente son equipo de ACB.

Realmente los nervios y la inquietud dejaron de acechar con la victoria ante los gallegos en el Príncipe Felipe, debido a que suponía conseguir la undécima y ganar el basket average a un rival directo. Desde entonces, Casademont se ha quedado clavado en ese número, tras caer ante los dos primeros clasificados, Unicaja y Real Madrid.

A falta de cuarto jornadas, tres triunfos le separan del descenso, que marca Breogán con ocho victorias y ante el que los aragoneses tienen el average perdido.

Aunque Obradoiro gane y Casademont cayera, la salvación podría llegar en las siguientes jornadas. Con una victoria es suficiente para asegurarla y Granada y Girona en los dos últimos choques son rivales asequibles para ello. Un panorama favorable teniendo en cuenta todas las adversidades a las que han tenido que enfrentarse durante el curso.

Por tanto, Porfirio Fisac insistía en que la mentalidad para estas últimas semanas es clasificarse para la competición europea, para lo cual tienen la tarea de quedar lo mejor posible.

UNA SEGUNDA VUELTA DE SUFRIMIENTO

Pase lo que pase en los cuatro encuentros restantes, la segunda vuelta de los aragoneses ha dejado que desear y ha provocado los peores pensamientos en la afición.

La primera vuelta se cerró con un buen sabor de boca, gracias a cuatro triunfos consecutivos ante Murcia, Barça, Palencia y Tenerife, que fueron claves para acabar con ocho victorias (de 17 encuentros). Sin embargo, la situación se empezó a complicar al comienzo de la segunda, pues en esta solo han conseguido tres victorias (de trece choques). Todas ante rivales directos en el Príncipe Felipe: Breogán, Palencia y Obradoiro.