CASADEMONT ZARAGOZA 75-85 VALENCIA BASKET

A Casademont le sobra un cuarto ante Valencia en su partido 500 (75-85)

Los pupilos de Porfirio Fisac dieron el do de pecho durante más de 30 minutos, pero sucumbieron ante el potencial físico de los taronja
bellhaynescasademont
photo_camera Los maños remaron para ahogarse en la orilla. Foto: Casademont Zaragoza

Como 500 partidos atrás, Casademont se medía ante Valencia en Liga Endesa. Y, como entonces, el conjunto aragonés lo puso todo para llevarse el partido y agradecer a la Marea Roja la mejor entrada de la temporada. Así fue durante los tres primeros cuartos, pero en el último, el decisivo, los de Fisac anduvieron mucho menos finos que los taronja y acabaron cayendo por 75-85.

Empujados por el orgullo que supone vestir la camiseta del león, Casademont Zaragoza salió a por su rival con una determinación admirable. Bell-Haynes y Santi Yusta, el mejor del partido, se multiplicaban en el perímetro, Mencía y Watt lo bordaban en la pintura y los de Fisac se iban 20-10, obligando al tiempo muerto de Mumbrú.

En el segundo cuarto, con menos acierto, pero con mayor valentía si cabe, los de Fisac seguían liderando el marcador. Dídac debutó dando una buena rotación y secando a Pangos, pero los valencianos, tiro libre a tiro libre, conseguían acercarse en el marcador al descaso (39-36).

La tónica no cambió en el tercer periodo. Con el esfuerzo como filosofía y cultura, los zaragozanos trataban de superar los continuos reveses con los que eran castigados. Ver un jugador de Valencia en la línea de tiros libres fue una constante hasta que los 7 puntos que los locales tuvieron a su favor quedaron reducidos a la “casi nada" al final de periodo (59-58).

Con el partido concedido al físico sin ningún pudor, Casademont siguió sufriendo ante el potencial valenciano. El enésimo dos mas uno volvía a acercar a los valencianos y un triple de Harper le daba la vuelta al marcador (65-66). La gasolina escaseaba en el bando local y los valencianos, aprovecharon las ventajas concedidas para llevarse la victoria por 75-85 ante un Casademont que se quedó sin gasolina en el último cuarto.