El Casademont cae ante el Nymburk y los cuartos de final se resisten (70-64)

El cuadro zaragozano tendrá que vencer en las dos últimas jornadas para pasar de ronda
casademont-zaragoza-2
photo_camera El equipo maño obtiene un balance de dos victorias y dos derrotas. Foto: FIBA

El pase a cuartos tendrá que esperar. El Casademont Zaragoza ha perdido por 70 a 64 ante el Nymburk en la cuarta jornada de la segunda ronda de la FIBA Europe Cup. Los rojillos no comenzaron el partido muy certeros en ataque, pero su rival tampoco estaba fino y el encuentro se mantuvo con máximo igualdad durante toda la primera mitad. Tras el descanso, el conjunto checo puso la directa ante un Casademont que no logró mejorar en ninguna faceta y se vio superado. Con un balance de dos victorias y dos derrotas, al equipo maño depende de sí mismo y le restan otras dos jornadas para conseguir el pase a cuartos de final.

El duelo comenzó para ambos equipos con muchos errores en la zona ofensiva. Solo desde la línea de tiros lograrían anotar (2-2). Pasados cuatro minutos, el marcador no se movía y continuaba la espesura en ataque. Nymburk despertaría y abriría ventaja con contragolpes letales ante un Casademont muy pasivo en defensa (9-2). 

Kravic y Yusta señalarían el camino a los suyos y empezaron a tomar confianza (11-8). El nuevo de la clase, Dídac Cuevas, sería el encargado de estrenarse en la competición europea con dos extraordinarios triples para poner por delante a Casademont, que se pondría dos arriba. Aunque concedió más de la cuenta en defensa, el cuadro aragonés fue de menos a más en el primer cuarto y terminó con una ligera ventaja (16-17).

El segundo cuarto tenía el mismo guion. La igualdad reinaba y Casademont empezó a recuperar sensaciones. Cuevas seguiría tomando galones para mantener a su equipo mandando en el luminoso (21-22). Ambos conjuntos estaban siendo muy atrevidos de cara a canasta y la distancia entre ellos apenas aumentaba. En los últimos compases de la primera mitad, el conjunto maño aguantó el resultado favorable, pero un triple en la última acción de los checos, les mandó uno abajo con muchas cosas por mejorar para la segunda mitad (34-33).

SEGUNDA PARTE

Tras el descanso, Casademont continuaba con los mismos problemas. Nymburk empezaría a poner tierra de por medio y aprovechó el momento de dudas de su rival (38-35). Las cosas no estaban saliendo y los rojillos no conseguían sobreponerse a los obstáculos que se estaba encontrando en el duelo contra los checos y necesitaban dar un paso adelante en ataque, ya que sus rivales tomaron la directa y se pondrían seis arriba (46-40). 

Con un parcial de 12 a 7, los de Fisac seguían atascados y los locales ampliaban la renta a once (51-40). Remando a contracorriente llegaría el equipo maño a los últimos diez minutos tras realizar un tercer cuarto muy pobre en el que se vio superado en todos los sentidos (53-43).

El Casademont no presentaba mejoras para el último cuarto y la renta seguía siendo amplia. Bell Haynes y Sullemanovic tiraron del carro y plantó a Casademont a tan solo dos del Nymburk (61-59). Los rojillos habían hecho lo más difícil e intentaban dar la vuelta por completo al marcador, pero se resistía. Finalmente, el cuadro zaragozano cayó derrotado y no pudo contra los checos, y el pase a cuartos tendrá que esperar (70-64).