Lambán plantea un gran pacto fiscal con todos los partidos para hacer frente a la inflación

El presidente de Aragón durante la sesión plenaria

El consejero de Hacienda, Carlos Pérez Anadón, va a sondear “de manera inmediata” un “gran acuerdo” con todos los partidos que permita “pensar y repensar” el futuro de la fiscalidad en la Comunidad. Así lo ha anunciado el presidente Javier Lambán durante su intervención en el Pleno de las Cortes, donde ha planteado “reanimar” el “espíritu” de la Estrategia de Recuperación tras la pandemia para pactar entre todo el arco parlamentario “cómo hacemos frente a la inflación, ayudamos a empresas y hablar de política fiscal”. El objetivo sería llegar al Presupuesto de 2023.

En este sentido, Lambán ha asegurado que no rehuirá “ningún debate”, aunque deberá estar relacionado “con el modelo de servicios públicos que queremos aplicar”. “No sirve decir en el minuto uno que hay que bajar impuestos y pedir en el minuto dos incrementos exponenciales de los gastos”, ha señalado el líder del Ejecutivo, que también se reunirá con los portavoces de las fuerzas políticas para avanzar en esas medidas.

No obstante, ya ha dejado entrever que una de esas medidas no debería ser la deflactación del tramo autonómico del IRPF, como han demandado PP o Cs, ya que, ha explicado Lambán, “no es lo que piensan el Banco de España o la Unión Europea”. Además, esta propuesta “hace tabla rasa con todo el mundo y priva al Estado de recursos para atender a los más vulnerables”, ha asegurado. “Llegaría tarde en cuanto a la repercusión de los bolsillos o muchos aragoneses no se verían afectados por no hacer ni declaración de la renta. Tiene muchas aristas y contradicciones”, ha afirmado.

Porque, para el presidente aragonés, esta crisis debe llevar una respuesta “muy parecida” a la de 2020, sobre todo desde una actitud “ética y moral”. “Los gobiernos solo no pueden hacer frente a esta situación, sino con grandes acuerdos, como hace tres años, dando muestra de madurez y responsabilidad desde Aragón que se admiró en conjunto de España”, ha recordado.

Asimismo, Lambán ha anunciado que la atención a los sectores más desfavorecidos será “fundamental” en los Presupuestos de la Comunidad de 2023, “en todos los departamentos”, aunque “dentro de las limitaciones competenciales” del Ejecutivo autonómico. De hecho, ha avanzado que el Ejecutivo ya está trabajando en una ayuda de 200 euros para que las familias que han sufrido “recortes de ingresos” puedan asumir los gastos de la inflación. “En Aragón tenemos una situación de pobreza seis puntos por debajo de la media de España. Obtiene cierto alivio, pero piensas en ellos y centras tus esfuerzos en que nadie lo pase mal. El Gobierno, y forma parte de nuestro ADN, se ha dedicado a arbitrar medidas para favorecer a los sectores más vulnerables”, ha remarcado.

Igualmente, el presidente aragonés ha hecho un llamamiento a trata de aprovechar las “oportunidades” que pueden generarse de la “inminente aparición” de “un nuevo orden mundial”, como los planteamientos de la Unión Europea de recuperar la soberanía energética y alimentaria, donde “nuestra economía puede tener ventanas abiertas formidables”. “Son dos factores y palancas en las que cabe adivinar un futuro bastante radiante si hacemos bien las cosas”, ha aseverado.

Oposición

Tras la intervención de Lambán, la portavoz del PP, Mar Vaquero, ha lamentado que el cuatripartito haya rechazado por “sectarismo” e “ideología” los pactos que “desde hace ocho meses les hemos venido ofreciendo”. Entre ellos, la diputada popular ha reclamado una bajada de impuestos, en línea con las medidas aprobadas por otras comunidades, “no solo gobernadas por el PP, sino también las del PSOE”.

En esta línea, el coordinador de Cs en Aragón, Daniel Pérez Calvo, ha pedido a Lambán que inicie una ronda de contactos con la oposición para “diseñar y blindar” un “escudo de protección” para las familias aragonesas, así como “reformular” las cuentas de 2023 como un “presupuesto de salvación para miles de familias en situación de vulnerabilidad”. “Vamos a hacer una deducción fiscal temporal, excepcional, para aliviar el pago de hipotecas que se van a poner imposible. Si no podemos frenar la enfermedad, activemos medidas para aliviar los efectos tan dolorosos en los bolsillos”, ha afirmado, poniendo como ejemplo una deflactación del tramo autonómico del IRPF.

Por su parte, el líder de Vox en la Comunidad, Santiago Morón, ha culpado al Ejecutivo de “inacción” y “no presentar ninguna medida eficaz” o con un “efecto placebo”, es decir, “sin efecto sobre la salud del enfermo”. “Gestionan un presupuesto de 7.400 millones de euros y deberían plantear alguna solución. Si no son capaces de aportar nada relevante, no solo para contener la inflación, sino para devolver parte de la capacidad adquisitiva de los aragoneses, ¿qué sentido tiene mantener esta megaestructura autonómica?”, ha criticado.

Finalmente, el diputado de Izquierda Unida, Álvaro Sanz, ha puesto el foco en la “desigualdad” que se está generando en la Comunidad en los últimos años, citando un informe del Ministerio de Hacienda que muestra que 14.812 aragoneses sumaron en 2021 un patrimonio de 25.600 millones de euros, un 73% del PIB, mientras Aragón “está a la cola en subidas salariales y a la cabeza del IPC”. Por ello, ha pedido a Lambán que inicie de forma “urgente” una “reforma fiscal justa” y que “tome partido” en lugar de apostar por la “transversalidad” y por “intentar pactar a todos los lados”.

Print Friendly, PDF & Email