Manu Molina aventura goles con su firma esta temporada al verse «con confianza»

Manu Molina disparó al larguero en el último partido. Foto: Real Zaragoza

Pocas veces se ve a un centrocampista que asegure goles, pero Manu Molina se ha atrevido con el reto. El centrocampista del Real Zaragoza comenzó algo renqueante, pero poco a poco ha ido creciendo y, ahora, se ve un jugador más adaptado. En el último partido disparó al larguero y cree que irán llegando. “La verdad es que no le he pegado así en mi vida. Cuando salió el balón creía que entraba y fue una pena porque hubiera sido un buen gol. Creo que meteré algunos goles esta temporada porque me noto con confianza”, ha afirmado.

Sus compañeros le dicen que tire “desde fuera del área” y “aunque al final llegarán los goles, lo más importante son los tres puntos”. Eso y brindarle una victoria a la afición para que pueda estar orgullosa. Ahora toca medirse al Mirandés, y aprendido está que uno no se puede fiar de nadie porque “cualquier equipo te puede ganar”. “Tenemos que ir con los pies en el suelo. El equipo tiene muchas ganas de conseguir esa tercera victoria, pero tampoco podemos venirnos arriba por lo que hemos hecho”, ha declarado.

Una de las claves de estos triunfos ha sido mantener la portería a cero, algo que, lógicamente, incremente las opciones de ganar. Así “los partidos son más fáciles” por ser un equipo que crea muchas ocasiones “y así se refleja en todos los partidos”. Esto “acaba de empezar”, sólo han pasado seis jornadas, pero todos los puntos que saquen al principio, “mucho mejor para después”.

Las cosas se ven diferentes tras dos triunfos, pero en el club se afirma que solo fue la última media hora ante el Lugo donde se perdió el norte. “La línea es la que estamos siguiendo y se ve en todos los partidos, salvo esa media hora contra el Lugo. El equipo ya tiene una identidad que está mostrando en todos los partidos y eso es muy importante”, ha afirmado. Y define al equipo como “trabajador y humilde, al que le gusta tener el balón cuando hay que tenerlo, que cuando hay que estar en un bloque bajo no tiene ningún problema”.

Apenas llevan seis partidos, y aunque “las notas se ponen en mayo”, Molina está contento con lo que hace. Eso sí, “uno siempre puede dar más” y él va a intentarlo; cada vez se encuentra mejor en el campo, con sus compañeros, y eso “es muy importante”. “Soy muy ambicioso y me gusta mejorar cada partido. Vais a ver un Manu Molina mucho mejor porque es lo que me gusta, que cada vez se vean más recursos sobre mí. Estoy muy contento de estar en el Real Zaragoza, lo disfruté el otro día en La Romareda y creo que se me vio”, ha declarado.

La tercera victoria consecutiva sería un logro importante, y está al alcance hacerlo al jugar en Miranda ante el colista. Eso sí, como bien, ha sostenido el centrocampista, uno no se puede fiar y es peligroso hacerlo. El cuadro blanquillo busca el 9 de 9 y trabaja con todo para lograrlo este fin de semana.

Print Friendly, PDF & Email