Lambán se verá con Moreno Bonilla para renovar la colaboración para la autopista ferroviaria

Lambán ha celebrado “con satisfacción” que el proyecto “ha cuajado” en el Ministerio de Transportes y “se está desarrollando”

Los presidentes de Aragón, Javier Lambán, y Andalucía, Juanma Moreno Bonilla, se verán las caras el próximo 6 de octubre en Sevilla para renovar la colaboración entre ambas instituciones para desarrollar la Autopista Ferroviaria Zaragoza-Algeciras. Ambos ejecutivos continuarán de la mano para el impulso a este proyecto, que ya tuvo una primera piedra en una visita de la expresidenta Susana Díaz a Zaragoza en 2017.

Cinco años después, Lambán ha celebrado “con satisfacción” que el proyecto “ha cuajado” en el Ministerio de Transportes y “se está desarrollando”. “Ahora nos vemos otra vez para renovar aquella voluntad de trabajar juntos, a partir de la buena relación institucional y personal con el presidente de Andalucía”, ha señalado el presidente aragonés, que también tratará con su homólogo andaluz “cuestiones de interés común para las dos autonomías”.

De hecho, Lambán ha recordado que prácticamente todas las comunidades “tenemos problemas parecidos” con “soluciones similares”. “La pandemia nos ha reforzado mucho en la capacidad de trabajar desde un punto de vista casi federal y este tipo de encuentros, como la visita de Ximo Puig, van desarrollando la conversión de España, de manera formal y definitiva, en un Estado federal”, ha afirmado.

En este sentido, Moreno Bonilla, en una intervención en el Foro Vocento “Next Spain: la España que queremos”, ha valorado la relevancia de mantener «un diálogo permanente con la sociedad”, destacando que esta “es la mejor fórmula y la más eficiente para conseguir los objetivos».

Esta infraestructura es una iniciativa en la que el Ejecutivo aragonés trabaja desde hace varios años. La firma en marzo de 2017 de un acuerdo de colaboración con la Junta de Andalucía para la impulsar una estrategia conjunta en materia logística, con el desarrollo de la autopista ferroviaria como eje central, marcó el inicio de la colaboración entre administraciones para poder llevarlo a cabo. Se trata de un proyecto estratégico que, optimizando las infraestructuras ya existentes por parte de Adif, supondría abrir la puerta hacia el mercado africano para las empresas aragonesas y hacia Europa para las compañías del sur de la península.

De hecho, en abril de 2021, el Gobierno central, entonces con José Luis Ábalos como ministro de Fomento, y Adif a apostar por este eje vertebrador de todo el país, con el objetivo de que sea una realidad en el menor tiempo posible, iniciando “de forma inmediata” las obras de la primera fase, para los que se van a invertir 100 millones de euros. Estos trabajos servirían para adaptar la altura de siete túneles y que sus dimensiones hagan posible el paso de semirremolques. No en vano, esta autopista ferroviaria tendría un impacto directo en la reducción de costes y en la emisión de gases contaminantes, así como en la siniestralidad en las carreteras al reducir el número de camiones que por ella transitarían.

Print Friendly, PDF & Email