Crecen los donantes jóvenes de sangre y tejidos en Aragón y ya representan el 11% del total

Las cifras de donaciones mejoran también sus números respecto a antes de la pandemia

Cuando la necesidad apremia, los jóvenes aragoneses saben responder. La cifra de donantes de sangre y tejidos entre los 18 y los 25 años en la Comunidad ha crecido un 6% en lo que va de año hasta situarse en el 11% del total. Así lo ha detallado la directora gerente del Banco de Sangre y Tejidos de Aragón, Carmen Garcés, que ha animado a este grupo a continuar esta tendencia. “La respuesta son las vidas que se salvan”, ha asegurado.

El proceso es simple. Amalia, una de las donantes que pasaba este lunes por el centro, explica que se puede donar hasta tres veces al año si eres mujer y cuatro los hombres. No obstante, si recibes otros pinchazos, como con los tatuajes, los plazos de espera entre donaciones pueden alargarse.

Esta joven de Zaragoza tiene claro que “perdiendo una hora y media de tu tiempo, puedes ayudar a muchas personas que están enfermas”. En ocasiones, cuenta, es el propio Banco de Sangre el que se pone en contacto con los donantes, sobre todo en los momentos de mayor demanda. Julia, también desde la camilla, insiste en que “no cuesta nada y uno se siente bien porque sabe que está haciendo algo bueno” e incluso “algún día lo necesitamos nosotros.

Cumplen los jóvenes, pero las cifras demuestran que son un reflejo de la sociedad aragonesa. En lo que va de 2022, se han realizado 3.500 donaciones de sangre y 250 litros de leche materna. La necesidad es “constante” durante todo el año, de acuerdo a Carmen Garcés, y considera “fundamental” contar con reservas “en buenas condiciones”. Este verano, sin ir más lejos, el programa de abordaje de las listas de espera ha obligado a tirar de esos recursos y movilizar a nuevos donantes.

Otro dato que ha revelado Garcés es el “incremento sostenido” del 5% de las donaciones respecto a las cifras previas a la pandemia. El Covid ha marcado la actividad del Banco, ya que fue necesario poner en marcha las transfusiones de sangre con anticuerpos. Actualmente, otro de los objetivos es aumentar los procesos por aféresis, una técnica que consiste en donar “solo algún componente sanguíneo” porque existe una demanda “de fármacos hospitalarios que solo se pueden conseguir a raíz de este tipo de donaciones”. Esta técnica ha aumentado un 32% en lo que va de año, según ha añadido la directora gerente.

En este contexto de mayor concienciación y movilización de los aragoneses, el Banco de Sangre y Tejidos celebra su 16 aniversario. Abrió sus puertas en 2008 y el 2011 pasó a ser también de leche materna. Desde este punto se gestiona también la Red Transfusional de Aragón, que como ha recordado Garcés ha ganado importancia en los últimos tiempos por la pandemia.

Con motivo de la celebración, el presidente de las Cortes de Aragón, Javier Sada; y la consejera de Sanidad, Sira Repollés; han visitado las instalaciones.

Print Friendly, PDF & Email